Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

El hijo mayor del líder norcoreano afirma que no le interesa la política ni suceder a su padre

Kim Jong Un, el hijo menor, podría ser el sucesor del dirigente

Kim Jong Nam, el mayor de los tres hijos del dirigente de Corea del Norte, Kim Jong Il, ha afirmado hoy que no le interesa la política ni convertirse en el sucesor de su padre, un honor que parece que podría recibir el hijo menor, Kim Jong Un.

"Personalmente, no me interesa este tema", declaró Kim Jong Nam en Macao (sur de China) a la cadena de televisión japonesa Asahi respecto a la posibilidad de suceder a su padre. "Lo siento, no me interesa la política", añadió.

Los medios de comunicación surcoreanos han informado que Kim Jong Il sufrió una infarto cerebral el pasado mes de agosto, tras lo cual ha dejado de desempeñar numerosas funciones públicas. El pasado abril, el dirigente nombró a su hijo Kim Jong Un y a su cuñado Jang Song Thaek como miembros de la Comisión Nacional de Defensa, lo que indica que su hijo menor podría ser quien asuma el poder en el futuro.

"He oído esa noticia en los medios de comunicación", aseguró. "Pero lo cierto es que es una decisión de mi padre, así que cuando lo decida tendremos que apoyarle", concluyó. Algunos rumores apuntan a que el primognito del dictador podría huir de Corea del Norte y que sus partidarios están siendo objeto de una purga. Sin embargo, Kim Jong Nam dijo a Asahi que no tiene ningún motivo para salir del país.