Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Golpe en Honduras

La fiscalía hondureña acusa a Zelaya de traición a la patria y abuso de autoridad

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, viajará el viernes a Honduras para entrevistarse con el nuevo presidente Roberto Micheletti

La fiscalía hondureña reveló los 18 cargos que se imputan al presidente derrocado Manuel Zelaya, entre ellos traición a la patria, abuso de autoridad y usurpación de funciones, y en los que se basa la orden de arresto internacional que ya ha sido remitida a Interpol para su detención, al tiempo que defendió la legalidad de todos los hechos que llevaron a derrocar al mandatario electo.

En rueda de prensa, el fiscal general adjunto del Ministerio Público, Roy Urtecho, informó de que ya se ha cursado la orden de arresto a Interpol contra Zelaya, al que se supone responsable de los delitos contra la forma de gobierno, traición a la patria, abuso de autoridad y usurpación de funciones, entre otros, en relación con su intención de realizar una consulta popular con vistas a una posterior enmienda de la Constitución.

Según Urtecho, citado por los medios locales, Interpol "dará captura" a Zelaya "donde se encuentre". Actualmente el ex mandatario se encuentra en Panamá, donde llegó ayer procedente de Washington. Preguntado sobre por qué no ha sido detenido hasta ahora si se conoce su paradero, el fiscal adjunto "esas ya no son instancias del Ministerio Público".

En este sentido, y tras afirmar que "se presume la inocencia, no se ha condenado al ex presidente de la república, se le siguió una investigación por parte del Ministerio Público y ahora está judicializada", aseguró que "se está brindando a Zelaya toda la protección para que se someta a los órganos judisdiccionales competentes".

Por otra parte, Urtecho explicó el procedimiento legal que se llevó a cabo para detener a Zelaya y para su posterior expulsión a Costa Rica. Según el fiscal, la intención del presidente de convocar una consulta era contraria a la Constitución, como había dictaminado la Justicia del país, y puesto que las Fuerzas Armadas son las garantes de la Carta Magna tuvieron que intervenir.

Por otra parte, según informa el diario La Prensa, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC) está llevando a cabo investigaciones sobre el "despilfarro de recursos" para la organización de la consulta por parte de Zelaya a petición del Ministerio Público. Según el diario, se están auditando los gastos de publicidad y pago de personal, entre otros, informó el presidente del TSC, Renán Sagastume.

Micheletti espera a la OEA

En tanto, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, ha anunciado hoy que viajará mañana viernes a Tegucigalpa para reunirse con el presidente interino Roberto Micheletti, quien espera dar su versión sobre la crisis política generada por el golpe militar del pasado domingo. Respaldado por buena parte de la población, el Congreso, el Poder Judicial, las Fuerzas Armadas y sectores empresariales, Micheletti se va afianzando internamente cada día que pasa, al tiempo que crece el rechazo externo por parte de países y organismos internacionales.

El mandatario interino reiteró que espera la llegada de representantes de la OEA, para hablar también sobre el ultimátum que el pasado domingo esa organización dio para que restituyan "de inmediato y sin condiciones" a Zelaya o de los contrario serán expulsados del sistema interamericano.