Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colombia denuncia que Venezuela vendió armas a las FARC

Bogotá asegura haber hallado un potente arsenal comprado por Caracas a Suecia en un campamento de la guerrilla

El Gobierno de Colombia se incautó hace un año de un importante arsenal de armas en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que originalmente fue comprado por Venezuela a Suecia. Así lo reveló este lunes el vicepresidente Francisco Santos, que explicó que el material decomisado incluía potentes antitanques y lanzacohetes y alertó de que es de una "gravedad inmensa" que la guerrilla esté adquiriendo equipo militar sofisticado.

El ministro de comercio sueco, Jens Ericsson, ha confirmado que su país "está trabajando conjuntamente con Colombia para investigar el caso", según informa Radio Caracol. "Está confirmado que una pequeña cantidad de armas producidas en Suecia fue encontrada en un campamento de las FARC. Pedimos explicaciones a responsables del gobierno de Venezuela para que nos diga cómo este equipamiento ha sido econtrado en Colombia", asegura Ericsson.

La revelación de Santos se produce un día después de que el presidente colombiano, Álvaro Uribe, pidiera a la comunidad internacional y a los países vecinos -sin citar a ninguno en concreto- que no vendan armamento a las FARC, como reacción a un informe de la revista local Semana que desveló el hallazgo del arsenal. Según esta publicación, a finales del 2008 el Ejército encontró en el campamento de un guerrillero varios lanzacohetes AT-4 de fabricación sueca adquiridos por Venezuela, lo cual fue puesto en conocimiento de las autoridades de ambas naciones.

Caracas se defiende

Las insinuaciones de Bogotá llegan en medio de un deterioro de sus relaciones con Caracas, que recientemente consideró "inamistoso" un preacuerdo en el que Uribe autoriza a Estados Unidos usar bases militares para operaciones antidrogas, después de que Washington entregara la instalación de Manta, en Ecuador. En respuesta a la acusación de la venta de armas, el ministro venezolano de Exteriores, Nicolás Maduro, ha denunciado que existe una "campaña de mentiras" contra el Ejecutivo Chávez que compara al "montaje" sobre la existencia de armas de destrucción masiva en Irak para justificar su ocupación militar, y que en este caso, según el canciller, intenta "justificar" la "pretensión de instalar cuatro bases militares" estadounidenses en territorio colombiano.

También respondió el ministro del Interior y Justicia venezolano, Tareck El Aissami, que calificó de "show mediático" la versión de Colombia. Irónicamente, El Aissami ha declarado que no le sorprendería que Colombia diga que el suministro de armamento esté reflejado también en el ordenador decomisado al ex número dos de la guerrilla, Raúl Reyes, de donde el Gobierno de Álvaro Uribe ha sustraído información para sus investigaciones que supuestamente confirma nexos de las FARC no sólo con Venezuela sino también con otros países del entorno.

En los últimos días, el Ejército colombiano ha intensificado su ofensiva en una amplia región del sur y el oriente del país para dar con el paradero del actual jefe militar de las FARC, conocido como Mono Jojoy. Los lanzacohetes fueron encontrados en una de estas operaciones en el campamento de uno de sus comandantes.