Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arabia Saudí cierra las oficinas de un canal por difundir las confesiones sexuales de un hombre

El joven, de 32 años, se puede enfrentar a la pena capital por atentar contra la moralidad

Arabia Saudí ha clausurado hoy la oficina en su Yeda de la televisión libanesa LBC, después de que emitiera las confesiones de carácter sexual de Mazan Abdul Jawad, un saudi de 32 años que ahora ha sido detenido por atentar contra la moralidad y difundir el vicio, y se puede llegar a ser condenado a la pena de muerte.

Divorciado en cinco ocasiones, Jawad condujo hasta su alcoba a las cámaras de la televisión libanesa. El presentador del programa lo presenta como un hombre "que entiende a las mujeres en su dormitorio". Sentado encima de su cama, el joven narra cómo perdió la virginidad "cuando tenía aproximadamente 14 años" con una vecina, e iba explicando la decoración y mobiliario, que incluye póster de desnudos, juguetes sexuales de fabricación casera y "por supuesto condones". El joven muestra ante las cámaras un manual con técnicas de seducción y de cómo tratar a las mujeres. El reportaje, de poco más de cinco minutos y que ha recibido cerca de medio millón de visitas en Youtube , concluye con Jawad recibiendo a un grupo de amigos (todos hombres) con los que habla sobre sus preferencias en materia sexual.

Un portavoz del ministerio de Cultura e Información en Riad ha asegurado que un comité ha decidido clausurar las oficinas de la cadena libanesa por los contenidos de esta entrevista. Se da la circunstancia que uno de los accionistas mayoritarios de LBC es el príncipe saudí Alwaleed bin Talal.

La difusión de contenidos sexuales está prohibida en el país, uno de más conservadores. En el año 2004, Abdulaziz al Sheij , máxima autoridad religiosa, llegó a prohibir, a través de un fatua (edicto religioso) , las cámaras con teléfonos móviles para evitar que se fotografiasen a mujeres con el rostro descubierto.