Víctimas acusadas

Chávez y la fiscal general venezolana se pronuncian en contra de los periodistas agredidos durante una protesta

MAYE PRIMERA Caracas 20 AGO 2009 - 00:52 CET

Los agredidos pasaron a ser los agresores. Para el presidente venezolano, Hugo Chávez, los 12 periodistas atacados la semana pasada por un grupo de simpatizantes de su Gobierno mientras protestaban contra la nueva Ley de Educación fueron "preparados por la contrarrevolución" para "provocar al pueblo".

Cinco días después de que se produjera el incidente y en conversación telefónica con una televisión del Estado, el martes por la noche, Chávez dijo: "Hay focos de violencia que son preparados por la contrarrevolución. Hay hechos lamentables, como el ocurrido con los periodistas. Hay que entender, sin embargo, que ellos no andaban haciendo labor de periodistas, andaban en una marcha, con unas franelas, repartiendo unos volantes, haciendo actividad proselitista contra la Ley de Educación y, según tengo entendido y hay hasta pruebas, provocando al pueblo".

Las pruebas a las que se refería el presidente fueron presentadas ese mismo día ante la Fiscalía General por representantes de la Fundación Simón Rodríguez, el grupo al que pertenece uno de los tres hombres detenidos por golpear el 14 de agosto a los comunicadores del grupo editorial Cadena Capriles. En nombre del grupo, Ulises Castro pidió al Ministerio Público que libere a su compañero y que abra una investigación contra los periodistas heridos, quienes, según su versión, están "involucrados en una estrategia golpista". "[Los periodistas] interceptaron la marcha de quienes apoyan la Ley de Educación, y lo hicieron con premeditación y alevosía, con la intención de incitar al odio", dijo Castro.

"Voceros políticos"

La encargada de las investigaciones, la fiscal general Luisa Ortega Díaz, comparte la opinión de Chávez y de Castro. Para ella, los comunicadores sociales que protestaron el pasado 15 de agosto frente a sus oficinas para exigir que se investigara esta nueva agresión "actuaron más como voceros políticos que como periodistas, por lo que deben renunciar a sus cargos de periodistas".

En su intervención del martes, el presidente venezolano, que publica una columna de opinión tres veces por semana en Últimas Noticias, el mismo diario en el que trabajan varios de los reporteros golpeados, hizo un llamamiento al director de la publicación para que "no se convierta en juez". Chávez se refería a unas imágenes publicadas en Últimas Noticias y otros diarios que edita la Cadena Capriles en las que aparecía claramente la identidad de los agresores, dos de ellos trabajadores del canal del Estado Ávila TV.

El Colegio Nacional de Periodistas y el Sindicato de Trabajadores de la Prensa emitieron el martes un comunicado en el que rechazan este intento del Gobierno por "deformar la realidad".

Las organizaciones Reporteros sin Fronteras y Freedom House también se han manifestado en contra de estos ataques y de las restricciones a la libertad de expresión en Venezuela.

Otras noticias

Simpatizantes de Chávez agreden a varios periodistas en Caracas. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana