Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Berlusconi: "Soy el mejor primer ministro de Italia en sus 150 años de historia"

El primer ministro italiano da el espectáculo en la cumbre con España y ataca a la prensa italiana y a EL PAIS y asegura que los escándalos de las prostitutas y las 'velinas' son calumnias

Silvio Berlusconi se ha convertido este jueves en el único protagonista de la cumbre bilateral con España, celebrada en la isla de la Magdalena, al atacar a los medios que informan sobre sus escándalos con prostitutas y velinas (estrellas de la televisión y el espectáculo) y declarar que no se le pasa por la cabeza dimitir porque es "el mejor presidente que ha tenido Italia en sus 150 años de historia".

A su lado, el presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, asistía al desahogo de su anfitrión con cara de estupefacción mientras las ministras españolas de Economía, Elena Salgado, y Defensa, Carme Chacón, no podían reprimir la risa sentadas entre el público. A ambas había pedido previamente perdón por sus declaraciones de 2008 en las que afirmaba que el Gobierno de Zapatero era "demasiado rosa" al tener el mismo número de hombres que de mujeres.

La andanada de Berlusconi ha tomado un tono algo intimidatorio cuando ha contestado a la pregunta de uno de los enviados de EL PAIS que había sido pactada con el resto de los periodistas españoles. "Podría añadir muchas cosas sobre lo que escribe su periódico, pero deben ustedes abrir los ojos y no ser facciosos. Los periódicos están perdiendo tirada y publicidad y se arriesgan a la quiebra empresarial. EL PAÍS sabe mucho de eso", ha dicho el primer ministro italiano.

Velinas y prostitutas

Preguntado sobre el ejército de prostitutas y velinas que han frecuentado sus residencias oficiales en los últimos meses, algunas de ellas promovidas después a candidatas de su partido, el Pueblo de la Libertad (PDL), Berlusconi ha dicho que se trata sólo de "calumnias". "Hicimos un curso en el PDL para convertir a señoritas licenciadas en asistentes de candaditos europeos. Tres de ellas fueron elegidas para optar a los escaños. Todas son apasionadas y cultas y lo harán estupendamente. Lo demás son solo mentiras de los periódicos que usted lee, La Repubblica y L'Unitá" (ambos de izquierdas).

Sobre las declaraciones judiciales del empresario de Bari Gianpaolo Tarantini, que, según se hizo público ayer, le servía de reclutador de chicas para las fiestas, Il Cavaliere ha reconocido que efectivamente el empresario llevó algunas chicas a su casa diciéndole que eran amigas suyas, sin saber que luego algunas cobraban dinero -Tarantini confirmó ante el juez esta versión-. "Eran mujeres bellas y siempre es agradable cenar con personas que no están alejadas de la estética". "En un caso, una de esas personas atentó contra mí", ha dicho Berlusconi, en referencia a Patrizia D'Addario, la escort de Bari que pasó una noche con él en el Palazzo Grazzoli y sacó fotos y grabó conversaciones. "He sabido que los cuatro delitos que ella cometió suman 18 años de cárcel, pero todavía no he decidido si la denunciaré".

A los que sí ha interpuesto denuncias ha sido a diversos periódicos por informar de sus fiestas y escándalos: "He interpuesto causas contra la libertad de prensa (sic), para tratar de poner fin a la libertad de calumnia y a la desinformación. Muchos periódicos citan frases mías que no he pronunciado y eso demuestra que la realidad de los periódicos es distinta de la de los políticos. ¡Pobre Italia con esta información!", ha exclamado.

Berlusconi se ha presentado en todo momento como una víctima: "Simplemente me he comportado como cualquier dueño de casa, pero no he pagado ni una lira, ni un euro. En mi vida he tenido que dar dinero a nadie por una prestación sexual. Quien ama conquistar no puede dar dinero. Quizá por eso tengo el 68,4% de popularidad entre los italianos".

Por ello, Il Cavaliere ha negado que se le pase por la cabeza dimitir. "He batido el récord de permanencia en el cargo de primer ministro y acabo de superar a un gran político como De Gasperi. Una tía mía muy simpática me dijo una vez que las cosas bonitas, si no te las dices tú, no te las dice nadie. Yo puedo decir que he sido el mejor presidente del Consejo de Ministros de Italia en 150 años".

Finalmente, ha negado que mantenga un enfrentamiento con la Iglesia a raíz de la publicación por un periódico propiedad de su familia de datos privados del director de L'Avennire, el diario de los obispos. Berlusconi ha negado cualquier divergencia. "El contacto entre mi número dos, Gianni Letta, y los personajes (sic) que guían con sabiduría el Vaticano y la Iglesia del Estado italiano es constante".

Perdón por las declaraciones del "Gobierno rosa"

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha sido recibido este jueves por la mañana por el primer ministro de Italia, Silvio Berlusconi, en la isla de la Maddalena, donde se celebra la XVI Cumbre Hispano-italiana. Ambos líderes se han saludado con dos besos y a continuación Berlusconi se ha dirigido a las ministras de Defensa, Carme Chacón, y la de Economía, Elena Salgado, para disculparse por sus declaraciones realizadas en 2008 en las que afirmaba que el Gobierno de Zapatero era "demasiado rosa" por ser paritario. "Quería precisar una cosa que dije, la prensa como siempre lo cambia todo", ha asegurado este jueves.

Posteriormente, en rueda de prensa, Berlusconi ha abundado en sus explicaciones. "En Italia soy archiconocido por adorar a la otra mitad del cielo ¿Cómo pensáis que en la patria de Casanova se puede decir algo negativo de las mujeres? Sois el mejor regalo que Dios nos ha dado", ha manifestado. "Fue una broma, sólo dije que Zapatero tendría que rendir cuentas a su mujer y a las ministras".

El primer ministro italiano celebra esta cumbre bilateral, acosado por los escándalos de las fiestas en las que participaban prostitutas. Gianpaolo Tarantini, empresario de Bari y amigo de Silvio Berlusconi, declaró al juez el pasado mes de julio, tal como se publicó este miércoles, que le organizó 18 fiestas con prostitutas.

Crisis e inmigración

Zapatero ha llegado a la isla minutos antes de las once, acompañado, además de por Chacón y Salgado, por el ministro del de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba; el de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos; el de Fomento, José Blanco; el de Industria, Miguel Sebastián; y el secretario de Estado para la Unión Europea, Diego López Garrido.

La reunión se centra en la crisis económica, la próxima reunión del G-20 y la futura presidencia española de la UE. El lugar elegido es la nueva instalación que el Gobierno italiano diseñó para la última reunión del G-8, que finalmente se celebró en la localidad de L'Aquila, afectada este año por un terremoto

El asunto más espinoso del encuentro es la inmigración ilegal, que el Gobierno italiano ha elevado a la categoría de delito y contra la que ya actúa deportando a clandestinos a Libia. Fuentes del Gobierno español afirman que pese a estas diferencias, es posible llegar a acuerdos en algunos aspectos, aunque "no en todos".

Más información