Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El discurso de Obama en el Congreso de EE UU impulsa la reforma sanitaria

Encuestas realizadas hoy muestran un aumento del apoyo ciudadano.- Figuras demócratas opinan que el presidente "insufló nueva vida" a los debates en las Cámaras

El discurso de Barack Obama ante las dos Cámaras del Congreso estadounidense ha insuflado aire nuevo a la reforma sanitaria, que lleva varios meses de discusión en la Cámara de Representantes y en el Senado de EE UU. Las encuestas realizadas a las pocas horas de la intervención muestran que ha sido bien acogido entre los ciudadanos, mientras que líderes demócratas han declarado que las palabras del presidente impulsarán los debates. La Casa Blanca quiere que la reforma esté aprobada antes de fin de año.

El presidente del Comité de Finanzas del Senado, Max Baucus, ha dicho que muchos de los planes esbozados ayer por Obama reflejaban las propuestas de su comité y que ayudaron a restaurar la confianza entre los conocidos como banda de los seis, los legisladores de ambos partidos que intentan consensuar una texto que cuente con el apoyo de los partidos Republicano y Demócrata. "El discurso del presidente insufló nueva vida en lo que estamos haciendo", ha dicho Baucus en un receso de la sesión negociadora de hoy. Espera Baucus lanzar una propuesta de texto para la semana que viene, incluso aunque no consiga el apoyo de los republicanos.

También Nancy Pelosi, presidenta demócrata de la Cámara de Representantes (Baja), ha mostrado ante los periodistas su optimismo respecto a que el presidente firme una ley de reforma sanitaria antes de que acabe el año.

Hoy, Obama ha vuelto a insistir en la urgencia de aprobar cuanto antes la reforma de un sistema que cuesta más caro que cualquier otro del mundo pese a estar basado en seguros privados. Con la compañía de enfermeras, Obama ha dicho que "es hora de actuar y no permitiré que la reforma se aplace o se ponga en peligro por las distracciones ideológicas habituales".

Una encuesta de CNN/Opinion Research Corp. realizada hoy arroja unos resultados prometedores para el presidente. Un 67% de los encuestados apoya la reforma tras el discurso, frente a un 53% que lo hacía antes de la intervención presidencial. También otras encuestas muestran que Obama ha ganado apoyos. Según el sondeo de CNN, uno de cada siete estadounidenses que siguieron el discurso ha cambiado de opinión, aunque el sondeo cuenta con un margen de error del 5% y la mayoría de los encuestados se declaraba demócrata.

La reacción de los republicanos ha sido más fría. El contendiente de Obama por el despacho Oval, el senador republicano John McCain ha expresado su preocupación por los costes del plan, que Obama cifró en 900.000 millones de dólares en 10 años ("menos que las guerras de Irak y Afganistán"). "Hay poco en el plan, si es que hay algo, que suponga realmente una reducción de costes. Básicamente va a costar un billón de dólares".

Disculpa de Joe Wilson

El presidente ha minimizado el incidente protagonizado durante su discurso por el congresista republicano por Carolina del sur Joe Wilson, que gritó "¡Miente!" cuando Obama aseguraba que su reforma no incluye a los inmigrantes irregulares. El presidente ha aceptado las disculpas elegantemente: "Creo firmemente que todos cometemos errores", ha dicho Obama. "[Wilson] se disculpó rápidamente y sinceramente y yo lo aprecio".

Los demócratas han comentado hoy que el oponente demócrata para el escaño de Wilson en la Cámara de Representantes en las elecciones del año que viene ha recibido 5.000 donaciones de particulares por valor de 200.000 dólares desde el incidente de ayer en el discurso de Obama.

Más información