La crisis hondureña

Micheletti ordena el cierre de los medios de comunicación afines a Zelaya

La medida se produce horas después de que el Gobierno golpista de Honduras suspendiera cinco derechos fundamentales

PABLO ORDAZ | Tegucigalpa 28 SEP 2009 - 16:20 CET

El Gobierno golpista de Honduras ha dejado en suspenso cinco importantes garantías constitucionales y ha decretado el estado de sitio para todo el territorio nacional durante los próximos 45 días. Pero no sólo eso. Roberto Micheletti ha decidido este lunes que los militares cierren los medios de comunicación que le resultan hostiles, es decir, Radio Globo y el Canal 36 de televisión, afines al depuesto Manuel Zelaya. Los cinco derechos constitucionales que quedan anulados son tan importantes como el de libertad personal, libre emisión de pensamiento (libertad de expresión), libertad de asociación y de unión, libre circulación y los derechos de los detenidos.

Tan drástico recorte de libertades fue aprobado por un consejo de ministros celebrado el martes 22 -sólo un día después del regreso de Manuel Zelaya a Honduras- y publicado en La Gaceta (el boletín oficial del Estado) el sábado 26. Lo más curioso del caso es que el gobierno golpista mantuvo la medida en secreto hasta la tarde del domingo, y sólo se la trasladó a la población después de que los citados medios críticos y la prensa internacional informaran sobre el asunto. Tan es así, que durante una rueda de prensa celebrada en la Casa Presidencial en la tarde del domingo, una periodista extranjera le preguntó al canciller del gobierno de Micheletti, Carlos López Contreras, si era cierto el rumor que ya corría por Tegucigalpa. La respuesta del ministro fue: "No tengo conocimiento, pregúntenle al secretario (ministro) de Gobernación (Interior)". Cuando este periódico se pudo hacer con una copia de La Gaceta, allí estaba, en tercer lugar, la firma del canciller golpista López Contreras...

El decreto ejecutivo PCM-M-016-2009 ocupa sólo dos folios, pero son dos folios que dan miedo. Porque a fin de cuentas lo que vienen a señalar es que la libertad de los ciudadanos queda a partir de ahora, y por un periodo de 45 días, a discreción de militares y policías, a los que Micheletti da carta blanca. Se podrá detener, dice el texto del decreto, "a toda persona que sea encontrada fuera del horario de circulación establecido, o que de alguna manera se presuma como sospechoso por las autoridades policiales y militares de causar daños a las personas o a sus bienes..." Según el artículo 187 de la Constitución de Honduras, el Gobierno tiene la potestad de suspender los derechos citados en los casos de "invasión del territorio nacional, perturbación grave de la paz, de epidemia o de cualquier otra calidad general". El artículo siguiente, el 188, deja muy claro que en el territorio en que fuesen suspendidas las garantías anteriores, "se regirá por la Ley de Estado de Sitio".

Desde su refugio en la Embajada de Brasil, el presidente Manuel Zelaya denunció que el decreto "es una barbaridad que indigna" y volvió a llamar a la resistencia pacífica a sus leales, que visto cómo se van desarrollando los acontecimientos, cada vez lo tendrán más difícil. Por si fuera poco, el Gobierno de Micheletti se mantuvo en sus trece de establecer un ultimátum de 10 días al gobierno de Brasil para que defina la situación de Zelaya y, lejos de amilanarse ante la presión internacional, tomó otra medida de fuerza: impedir que una delegación de la OEA que llegó a mediodía del domingo al aeropuerto de Toncontín pudiera entrar en territorio hondureño. Los delegados fueron puestos de patita en un avión de vuelta. El incidente diplomático coincidió en el tiempo con la llegada al mismo aeropuerto de una hija de Micheletti, a la que el gobierno de EE UU acaba de deportar en represalia por la fechoría cometida por su padre.

Un apunte más: los 45 días de estado de sitio coinciden con la campaña electoral en Honduras. Va a resultar muy difícil que la comunidad internacional otorgue el visto bueno a unas elecciones celebradas con la libertad amputada y con Roberto Micheletti sentado en la Casa Presidencial.

Moratinos asegura que España no va a reconocer al Gobierno de Micheletti

El ministro español de Exteriores, Miguel Moratinos, se ha referido a la crisis hondureña en el actual clima de tensión con la comunidad internacional En una entrevista en Radio Nacional de España, Moratinos ha asegurado:"España tiene la misma posición de no reconocer a las autoridades 'de facto'. Como toda la comunidad internacional. No lo vamos a reconocer. Micheletti dirá que no reconoce al embajador de España pero éste es reconocido por las autoridades internacionales".

Moratinos ha afirmado que España no está enfrentada al actual Gobierno de Micheletti: "Queremos ayudar a encontrar una salida dialogada y pacífica, pero están asilados. Negaron la entrada a españoles y también a tres representantes de la Organización de Estados Americanos (OEA). Si no quieren reconocer la entrada de la gente de la OEA, pues ellos sabrán lo que quieren".

Asimismo el responsable de Exteriores de España ha cuestionado el modus operandi de las autoridades 'de facto' hondureña y ha asegurado que el Gobierno de Zapatero sigue sin reconocer al Ejecutivo golpista: "Como no tienen la práctica de hacer las cosas de acuerdo con los ordenamientos, dicen que hemos retirado a nuestros embajadores. Pero no es así. Nuestra embajada sigue funcionando pero lo que pasa es que no reconoce el Gobierno actual. Seguimos ayudando a nuestros ciudadanos. Lo único que se pide ahora es que se vuelva al orden constitucional. Lo dice España, lo dice EE UU, lo dice la UE y los países del grupo de Río".

Otras noticias

El español Antonio Porta Álvarez participa hoy en la audiencia judicial en Tegucigalpa. Álvarez fue detenido por participar en los disturbios registrados tras el desalojo de seguidores del derrocado presidente, Manuel Zelaya, frente a la embajada de Brasil en Honduras / EFE

El Gobierno 'de facto' hondureño mandó este lunes tropas para cerrar dos medios de comunicación leales al presidente depuesto, Manuel Zelaya, ante la insistencia de los mismos en su regreso al poder. Las incursiones en Radio Globo y Cholusat Sur han supuesto una violación de los derechos civiles y de la libertad de expresión. / AGENCIA ATLAS

Últimas noticias

Ver todo el día

Victoria geométrica

El tablero de ajedrez sirve para explicar nociones elementales de geometría a niños de tres años Y también hay geometría mágica en algunas posiciones

Detenidas tres personas que iban a alistarse al Estado Islámico

La Generalitat dice que 20 residentes en Cataluña han querido sumarse al grupo

Liechtenstein archiva la investigación sobre Jordi Pujol

El juez del Tribunal del Principado no ha hallado cuentas bancarias del 'expresident'

CiU recupera terreno y roza el empate con los republicanos

Las dos fuerzas sumarían una mayoría absoluta muy justa en las autonómicas catalanas

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana