Cuba y EE UU empiezan el 'deshielo cultural'

El jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana ofreció una recepción a la que asistieron destacados miembros del mundo de la cultura

MAURICIO VICENT | La Habana 30 SEP 2009 - 20:06 CET

¿Ha comenzado el deshielo entre Cuba y Estados Unidos? Al menos en lo que se refiere a la cultura, al parecer, sí. Es lo que se desprende de lo sucedido el pasado martes en la residencia de Jonathan Farrar, jefe de la Sección de Intereses de Estados Unidos en La Habana (SINA), quien ofreció una recepción para presentar a dos nuevos funcionarios de la misión diplomática. Resulta que ni un disidente fue invitado a la fiesta y en cambio acudieron destacados miembros del mundo de la cultura, desde músicos como el pianista Chucho Valdés, el salsero Juan Formell o la compositora Zenaida Romeu, a pintores de amplio reconocimiento como Roberto Fabelo, Choco o Mendive.

La mayoría de ellos no pisaban los jardines diplomáticos de Estados Unidos desde el año 2001, cuando el gobierno de George W. Bush incrementó su política de hostigamiento hacia la isla e interrumpió la mayoría de los intercambios culturales y educativos entre ambos países. Algunos de los artistas, como Formell, nunca antes habían estado en una fiesta en la embajada norteamericana. Otros, como Chucho Valdés, Romeu o Fabelo, llevaban años sin tomarse un mojito en esta casa.

En realidad, artistas e intelectuales siempre fueron invitados a la residencia del jefe de la SINA... Pero la mayoría no acudía pues el ambiente antes "no era propicio", admitieron varios. "Antes te llamaban del Ministerio de Cultura y te avisaban de que iban a ir disidentes, y tú te lo pensabas; ahora no ha habido mensajes", explicaba uno de los asistentes. Según el escultor y ceramista José Fuster, "por desgracia con la administración de Bush todo se politizó.

Ahora la política empieza a cambiar. Miembros de la SINA dijeron que a la recepción, organizada para presentar a las nuevas responsables de Prensa y Cultura de la oficina diplomática, no habían sido invitados los opositores. Y no es que la SINA vaya a dar de lado a la disidencia, pero ahora también se va a cuidar mucho la relación con la gente la cultura, y ello implica abrir de nuevo espacios que se habían cerrado a los artistas cubanos.

Chucho Valdés lleva desde 2004 sin tocar en Estados Unidos. Zenaida Romeu desde 2001. "Es ilógico: lo natural es que entre los dos países haya intercambios, como siempre ha ocurrido", afirma la compositora, a quién Washington acaba de dar el visado para actuar en Estados Unidos el mes próximo - también ha autorizado la actuación de Pablo Milanés -.

Este giro de las relaciones parece claro y levanta expectativas en la isla. "Ojala que este camino se consolide. Ya es hora. Sería fabuloso para los dos países", afirmaba Valdés.

En la residencia de Farrar otra información era noticia. La filtración -horas antes- en Washington de que la subsecretaria adjunta de Estados Unidos para América Latina, Bisa Williams, que recientemente visitó la isla para conversar sobre el posible restablecimiento del correo directo entre ambos países, alargó su estancia en Cuba y discutió otros temas con funcionarios del Gobierno cubano.

La noticia fue confirmada por diplomáticos de la SINA. Williams abordó con las autoridades cubanas temas referidos al funcionamiento de las oficinas diplomáticas que ambos países mantienen en La Habana y Washington, y también sobre asuntos migratorios. También es simbólico que las autoridades viabilizaran a la funcionaria del Departamento de Estado un viaje a Pinar del Río para visitar zonas afectadas por los huracanes el año pasado, algo fuera de lo común. Williams también tuvo tiempo para reunirse con opositores y hasta estuvo en el concierto de Juanes en la Plaza de la Revolución de la Habana. Otra cosita más antes de los conciertos que la Filarmonica de Nueva York dará en La Habana a finales de octubre con todas las bendiciones oficiales.

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana