Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aminatou Haidar pone una denuncia contra España por retenerla contra su voluntad

La defensora saharui de los derechos humanos inicia esta noche una huelga de hambre indefinida en el aeropuerto de Lanzarote

Aminatou Haidar, la activista saharaui que más galardones internacionales ha cosechado, puso hoy domingo, en la comisaría del aeropuerto de Lanzarote, una denuncia contra el Estado español por retenerla en su territorio contra su voluntad.

"He visto muchas cosas a lo largo de mi vida, pero nunca me imaginé que el grado de complicidad del Estado español con Marruecos llegaría tan lejos", declaró Haidar a este periódico por teléfono tras presentar la denuncia acompañada por la letrada Inés Miranda. "Prefiero una cárcel del Sáhara antes que seguir retenida en España", agregó.

"Si continúa esta situación hoy, a las doce de la noche, iniciaré una huelga de hambre ilimitada para poder regresar a mi patria", añadió. Sus dos hijos, de 13 y 15 años, viven en El Aaiún. Después de haber estado encarcelada durante años, el estado de salud de Haidar es delicado. Padece, entre otras dolencias, de una úlcera sangrante y la huelga que proyecta corre el riesgo de empeorarla.

Haidar, de 42 años, fue expulsada el sábado por Marruecos del Sáhara Occidental tras permanecer 24 horas detenida en el aeropuerto de El Aaiún, la capital sahariana. Es la primera vez que Marruecos recurre a esta medida para deshacerse de saharauis que reivindican la independencia de la antigua colonia española.

A su llegada a Lanzarote Haidar se negó a desembarcar del avión de la compañía Top Fly y a entrar en España. Argumentó ante la policía que se encontraba en territorio español en contra de su voluntad y además carecía de pasaporte marroquí que le fue retirado antes de su expulsión.

Pese a ello fue obligada a bajar la escalerilla y a pasar el control aeroportuario de entrada en España. El delegado del Gobierno en Canarias aseguró que Haidar estaba en situación legal porque posee tarjeta de residencia que le fue concedida hace años por motivos humanitarios para que pudiera seguir un tratamiento médico en un hospital público de Madrid.

Una vez en la terminal del aeropuerto Haidar quiso comprar un billete de vuelta, pero la compañía aérea Canarias Aeronaútica alegó que carecía de plazas en su próximo vuelo a El Aaiún "lo que no era verdad", asegura la abogada Miranda. "Hubo además pasajeros que se ofrecieron a renunciar a volar con tal de que ella pudiera hacerlo", añade. Por eso Haidar ha denunciado también a la compañía.

Peor que la actitud de la línea aérea fue, según Miranda, la de la policía que le explicó que no podía salir de España porque carecía de pasaporte. "Resulta", se indigna la letrada, "que en el caso de Haidar ese documento no es necesario para entrar en España, pero sí para salir". "Creo que a los inmigrantes irregulares les va a interesar saber que se puede cruzar la frontera española sin pasaporte", ironiza.

"Temía que me pasaran muchas cosas a mi regreso de EE UU", asegura Haidar que en Nueva York recibió, por su defensa de los derechos humanos, el Premio al Coraje Civil 2009 que otorga la Fundación Train. "Pero nunca me imaginé que las autoridades españolas me retendrían aquí contra mi voluntad".

Haidar pasó la noche del sábado al domingo en el aeropuerto que, en teoría, cierra a las doce. El comandante de la Guardia Civil le prometió que podría permanecer en la terminal, pero, al rato de que se marchasen los saharauis que habían acudido allí para manifestarle su apoyo y la prensa, fue desalojada a la fuerza. Pasó varias horas a la intemperie hasta que la terminal reabrió. Durante ese tiempo la Benemérita bloqueó todos los accesos al edificio principal para que la mujer saharaui no estuviese acompañada, según Miranda.

Haidar fue detenida el viernes a su llegada a El Aaiún procedente de Las Palmas por, según la versión oficial marroquí, negarse a cumplimentar la ficha de ingreso en país. En el apartado donde se pregunta por la nacionalidad escribió Sáhara Occidental en lugar de Marruecos. Es lo que llevan años haciendo los independentistas saharauis sin que, hasta ahora, les hubiese valido una expulsión. Sáhara Occidental es el nombre que da la ONU y todas las potencias occidentales al territorio que fue colonia española hasta 1975.

Las autoridades marroquíes han endurecido desde el mes pasado la represión contra los que reivindican la independencia del Sáhara. El 6 de noviembre el rey Mohamed VI pronunció, con motivo del 34 aniversario de la Marcha Verde, un discurso en el que instó a la justicia y a las fuerzas de seguridad a actuar con más contundencia contra "los adversarios de la integridad territorial de Marruecos", es decir los que piden la autodeterminación del territorio. "Hay que desbaratar los complots urdidos contra la marroquinidad de nuestro Sáhara", añadió el monarca.

Moratinos asegura que el Gobierno hizo su deber al facilitar la entrada de Haidar

El ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, Miguel Angel Moratinos, ha explicado que España facilitó la llegada a Lanzarote ayer de la activista saharaui Aminatu Haidar, después de que Marruecos no la dejase entrar en El Aaiún el pasado viernes, ya que tiene tarjeta de residencia legal.

"Si por razones administrativas, (Haidar) no ha rellenado los requisitos que el Gobierno marroquí le pide, lo que hemos hecho es facilitar la llegada a Lanzarote", ha declarado Moratinos . El titular de Exteriores ha asegurado que se ha hecho "nada más y nada menos lo que corresponde hacer a un país donde esta ciudadana tiene la tarjeta de residencia legal".

El máximo responsable de la diplomacia española ha recalcado que si el Gobierno "tuviera algo en contra de ella, no se habría renovado la tarjeta de residencia", un documento que tiene en vigor. (EFE)

Más información