Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidenta argentina denuncia amenazas durante un vuelo

El equipo de radio de su helicóptero recibió interferencias con el mensaje "maten a la yegua"

El Gobierno argentino denunció este lunes que la presidenta Cristina Fernández ha recibido "amenazas" por medio de interferencias en el sistema de comunicaciones del helicóptero que usa para trasladarse. Según el jefe de Gabinete del Ejecutivo, Aníbal Fernández, el pasado viernes, cuando la mandataria se trasladaba desde su residencia hasta la sede del Gobierno, el equipo de radio registró mensajes como "maten a la yegua" y "maten al pescado".

"No van a conseguir amedrentar" a la jefa de Estado, advirtió Aníbal Fernández en declaraciones a medios locales. "Estamos hablando de equipos que solamente se pueden usar desde otra aeronave o desde un lugar desde donde se administre información de algún aparato DHF, que son los que permiten meterse dentro de la misma frecuencia", explicó.

El jefe de Gabinete reconoció además la posibilidad de que las amenazas estén vinculadas al juicio que comenzó el pasado viernes contra el ex capitán de fragata Alfredo Astiz y otros 18 ex marinos por delitos de lesa humanidad cometidos en la Escuela Superior de Mecánica de la Armada, donde funcionó el mayor centro clandestino de detención de la dictadura argentina (1976-183). El proceso, a cuya primera jornada asistieron altos funcionarios, es considerado "histórico" por el Gobierno y organizaciones humanitarias.

Según la denuncia hecha por el Gobierno, la amenaza se recibió el viernes pasado a las 11.34 hora local, en el mismo momento en que se iniciaba el juicio. Además, de acuerdo a un informe de la Casa Militar, que se encarga de la seguridad presidencial, aparte de los insultos a la mandataria la interferencia incluyó cinco segundos de una marcha militar identificada con la última dictadura.

Preguntada por la prensa sobre la denuncia, Cristina Fernández explicó que el episodio es una "muestra" de que "los dinosaurios todavía están", en alusión a los integrantes de la dictadura. No obstante, la mandataria no quiso dar nombres de los autores de las amenazas y aseguró que "será la Justicia la que lo determine".

El secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, informó del incidente a la Fiscalía del Estado, cuyo titular, Esteban Righi, ha presentado una denuncia ante la Cámara Federal de Buenos Aires. El hecho, calificado como "delito de acción pública", será investigado por el juzgado federal 4, a cargo del magistrado Ariel Lijo, según fuentes judiciales.