Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cónsul de Haití en São Paulo escandaliza a Brasil

Afirma que el terremoto fue bueno para su país porque le dio publicidad y que donde hay africanos hay maldición

El cónsul de Haití en São Paulo, George Samuel Antoine, sin saber que los micrófonos estaban abiertos, comentó antes de una entrevista periodística que el terremoto "está siendo bueno" para su país porque gracias a él "somos más conocidos". El diplomático achacó los males que afligen a su país a que "todo lugar donde hay africanos está jodido".

El cónsul achacado también los males de Haití y la causa del terremoto a la macumba, la religión practicada por la mayoría de los haitianos a pesar de que oficialmente el país es católico. "Creo que con tanto hacer macumba, ya no se sabe lo que es aquello. El africano en sí trae maldición".

Al saber que sus palabras, dichas de manera confidencial a un investigador, habían sido grabadas, el diplomático se puso muy nervioso y se excusó diciendo que él no habla bien el portugués y que fue mal interpretado. Sin embargo, vive en Brasil desde 1975, 35 años.

Para disculparse recordó también que su abuelo, nacido en África, fue presidente de Haití a finales del siglo XIX y que a cualquiera que está nervioso, como lo está él con el terremoto de su país, se le puede escapar una palabrota.

El diplomático haitiano movía entre los dedos durante toda la entrevista una especie de rosario. "Es para calmar los nervios y para recibir energía positiva", dijo. En Brasil se espera que el gobierno de Haití tome posiciones ya que se ha tratado de una ofensa realizada no sólo contra su país sino contra todos los africanos.