Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tensión en Irán

Obama trabaja en un "importante" régimen de sanciones contra Irán

El país islámico asegura que ya procesa uranio enriquecido al 20% - China se muestra decidida a impedir que el régimen obtenga armas nucleares

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha anunciado que su Gobierno y otros países socios trabajan en el desarrollo de "un importante régimen de sanciones" contra Irán, después de que este martes el país islámico elevase su desafío a la comunidad internacional al asegurar que ya procesa uranio enriquecido al 20%.

"En lo que vamos a trabajar en las próximas semanas es en la elaboración de un importante régimen de sanciones que les demostrará (a los iraníes) lo aislados que están en la comunidad internacional", ha dicho Obama en una comparecencia imprevista en la sala de prensa de la Casa Blanca.

Para el presidente de EE UU, Teherán, pese a que insiste en que su programa tiene sólo propósitos civiles, en realidad ha puesto en marcha un camino "que llevaría al aprovisionamiento de armas" nucleares.

Según la cadena estatal iraní Al Alam, Teherán ha iniciado el proceso de enriquecimiento de uranio en la planta nuclear de Natanz. "Hoy hemos empezado a fabricar combustible nuclear enriquecido al 20% (...) en presencia de inspectores del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA)", han indicado fuentes del Gobierno a la cadena, que emite en lengua árabe.

El presidente estadounidense no ha indicado cuándo tratará de impulsar las nuevas sanciones contra Irán junto con sus socios del Grupo 5+1 -China, EEUU, Francia, Reino Unido y Rusia más Alemania-, pero sí ha agregado que el proceso avanza "bastante rápido".

Las presiones ganan fuerza

El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) presentó el pasado octubre una propuesta a Teherán para enriquecer en el extranjero, sobre todo en Rusia, parte del uranio iraní con fines pacíficos, que sería devuelto como combusible para alimentar un reactor médico que fabrica isótopos para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer.

Mientras, China ha comunicado a Reino Unido que está decidida a impedir que Irán obtenga armas nucleares, según dijo este martes el secretario de Asuntos Exteriores británico, David Miliband. El gigante asiático, había expresado en los últimos días en varios foros internacionales que prefiere la vía del diálogo y de la negociación a la de la presión. Según el presidente de EE UU, habrá que ver cómo actuará China en el Consejo de Seguridad cuando el resto de la comunidad internacional trate de promover las sanciones.

Rusia, por su parte, podría respaldar una cuarta ronda de sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU a Irán por su programa nuclear.

Obama ha recordado que EE UU siempre ha dicho que existe un proceso de doble vía -de incentivos y de sanciones-, y que si Irán opta por aceptar los acuerdos que le ofrece la comunidad internacional eso será valorado, pero que, de lo contrario, "el próximo paso es (imponer) sanciones", aunque recalcó de nuevo que "la puerta sigue abierta" a un posible acuerdo con las potencias de Occidente.

En las últimas semanas, los secretarios de Estado y de Defensa de EE UU, Hillary Clinton y Robert Gates, respectivamente, han mantenido reuniones en Europa para abordar las posibles sanciones contra Teherán. De momento, EE UU considera que ha logrado el apoyo de sus países socios. Obama incluso ha elogiado la disposición mostrada por Rusia a unirse a las otras potencias.

EE UU ofrece ayuda a Irán para su reactor

El embajador de EE UU ante el OIEA, Glyn Davies, ha mantenido conversaciones en el seno de este organismo para ofrecer ayuda a Irán en la importación de los isótopos que necesita para su reactor médico, ha indicado un portavoz del Departamento de Estado.

Philip Crowley explicó que se trata de una oferta diferente a la que la comunidad internacional, a través del OIEA, hizo a Irán para enriquecer parte de su uranio en el exterior y después entregárselo en las condiciones que lo necesita para mantener operativo su reactor médico en Teherán.

Más información