Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo italiano establece que el 'caso Mills' ha prescrito

Se anula la condena de cuatro años y medio de cárcel al abogado británico.- Saviano pide a los italianos que se rebelen contra los escándalos

El Tribunal Supremo italiano ha anulado la condena por corrupción judicial del abogado David Mills al considerar que el delito ha prescrito. El abogado británico había sido considerado culpable en dos primeros grados judiciales y condenado a cuatro años y medio de cárcel por haber cobrado 600.000 dólares de Silvio Berlusconi, tras declarar a favor de éste en dos juicios celebrados en los años 90.

Según el Supremo, Mills cometió el delito, es decir mintió en sus declaraciones y cobró después por ello un soborno de Berlusconi, pero el crimen de corrupción judicial se consumó el 11 de noviembre de 1999 y no en febrero de 2000, como sostenían las sentencias previas, con lo cual han pasado ya los diez años que fija la ley y se considera extinguido el delito.

Para el tribunal, la fecha exacta de la corrupción se produjo en el momento en que los emisarios de Bernasconi (un directivo de Fininvest ya fallecido) comunicaron a Mills que le habían depositado en un fondo los 600.000 dólares en acciones, y no cuando el abogado dispuso finalmente del dinero en su cuenta personal.

La salomónica sentencia supone una victoria pírrica tanto para el abogado como para el primer ministro, ya que se considera probado que éste corrompió efectivamente a Mills, creador del entramado de empresas off shore de Fininvest.

El proceso abierto contra Berlusconi, que debe celebrar la primera audiencia del primer grado el sábado, quedará ahora probablemente sin efecto. La causa contra el primer ministro, por el mismo delito imputado a Mills, fue separada de ésta por los jueces milaneses tras la aprobación, el año pasado, de la ley de inmunidad conocida como Laudo Alfano, que impedía procesar a los altos cargos del Estado y finalmente fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional.

Aunque el proceso a Berlusconi fue suspendido durante un año, la prescripción llegaría en noviembre próximo, según la tesis del Supremo, lo que deja solo unos meses para llegar a una sentencia definitiva. Berlusconi se librará así, como en otras ocasiones en el pasado, de ser condenado gracias a la prescripción. Sus Gobiernos han elaborado a lo largo de la historia un total de 18 leyes a medida para tratar de salvarle de las recurrentes acusaciones de los jueces.

Durante la audiencia, el fiscal general del Supremo, Gianfranco Ciani, subrayó que no había motivos para absolver al abogado del crimen cometido atendiendo al "contenido" de los hechos probados. Por eso, irónicamente, el Supremo castiga a Mills a indemnizar a la presidencia del consejo de ministros (hoy en manos de Berlusconi) "por haber perjudicado la imagen de la Justicia italiana" al testimoniar de forma reticente en aquellos juicios. La indemnización se fija en 250.000 euros.

Saviano llama a los italianos a rebelarse

El escritor y periodista Roberto Saviano, autor de Gomorra, ha llamado a los italianos a rebelarse contra la presencia de la mafia en el Parlamento. Comentando los últimos escándalos judiciales, que ven a un senador del Pueblo de la Libertad, Nicola di Girolamo, acusado por los jueces de Roma de haber sido elegido en el extranjero gracias a la intervención de la 'Ndrangheta y con la ayuda de algunos diplomáticos italianos, Saviano ha dicho: "Es una afirmación terrible: significa que el poder mafioso ha puesto el pie en el lugar más importante y delicado del Estado: aquel donde el pueblo es soberano, donde se construye la democracia. Es una verdadera emergencia, como un terremoto, como una avalancha, pero no se debe al destino, no es una calamidad natural", ha afirmado, en obvia referencia al escándalo que afecta a la Protección Civil.

Saviano ha explicado que "primero las mafias sicilianas, y luego las calabresas y campanas han robado al sur del país toda posibilidad de desarrollo y han envenenado la economía nacional, apropiándose del país y entrando en el Estado".

El escritor, de 30 años, que vive amenazado desde hace tres años por la Camorra, ha concluido: "La verdadera emergencia es que todo esto se vea como el enésimo escándalo silencioso, que no haga sentir en el corazón, en el estómago, en la mente de cada italiano una indignación que le lleve a rebelarse, a decir: ahora basta".

Más información