Empleados del diario argentino 'Crítica' protestan ante el Consulado español

Los trabajadores llevan sin cobrar sus sueldos desde mediados de marzo

Trabajadores del diario argentino Crítica se concentraron el miércoles ante el Consulado de España en Buenos Aires para protestar por la situación que atraviesa el periódico, cuyo accionista mayoritario es el empresario español Antonio Mata. Alejandro Bercovich, uno de los cuatro delegados que representa a la plantilla de Crítica, aseguró que los trabajadores no cobran los salarios desde mediados de marzo y que la empresa les ha comunicado que no está en condiciones de hacer frente a los gastos del periódico. Crítica dejó de editarse el 30 de abril por la huelga de sus 190 trabajadores en demanda del pago de los salarios atrasados.

El diario salió a la calle por primera vez el 2 de mayo de 2008, fundado y dirigido por el conocido escritor y periodista Jorge Lanata y con una tirada inicial de más de 50.000 ejemplares. Lanata dio entrada en el capital al empresario Antonio Mata, vinculado también al Grupo Marsans y a Aerolíneas Argentinas, recientemente nacionalizada por el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, pero al cabo de solo un año abandonó el periódico por "diferencias con la propiedad". Desde entonces, el diario estaba siendo dirigido por un comité de cuatro miembros de la redacción.

Según Bercovich, los trabajadores aceptaron negociar con la empresa el pago de sus nóminas en cuotas, pero a partir de mediados de marzo dejaron de percibir cualquier tipo de salario y fueron informados de que no se respetarían los acuerdos firmados, por lo que se declararon en huelga. "La empresa y Mata están vaciando el periódico", protesta Bercovich. La redacción del diario, que no dispone de talleres propios, está situada en una planta alquilada en un edificio de la ciudad.

Los representantes de los trabajadores aseguran que el diario, que vendía "cerca de 10.000 ejemplares" cuando dejó de salir, podría ser viable si lo comprase otro accionista y si participase en el reparto de la publicidad oficial, de la que ha estado excluido prácticamente desde su fundación "por su carácter crítico". La publicidad que depende del Gobierno o de organismos oficiales no está suficientemente reglamentada por ley en Argentina, y muchos periódicos y periodistas vienen denunciando desde hace años que su reparto es extraordinariamente arbitrario.

"Nosotros queremos que Crítica vuelva a salir y que se respeten nuestros puestos de trabajo. Somos 190 personas, incluidos los 20 colaboradores habituales que han venido trabajando con la redacción", informa Bercovich. En cualquier caso, exigen que la empresa les abone los salarios devengados y, si no es posible otra salida, que les indemnice por despido improcedente. "No hemos recibido ninguna carta de despido. Simplemente, Mata ha dejado de pagarnos", explica el delegado de los trabajadores.

Otras noticias

Aspecto de la protesta de los trabajadores del diario Crítica frente al Consulado español en Buenos Aires. / EFE

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana