Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONG turca que organizó la flotilla acusa a Israel de tener 16 objetivos a abatir

El presidente de IHH muestra una lista con las personas a las que los soldados supuestamente debían asesinar

Los soldados israelíes que asaltaron el Mavi Mármara habían sido aleccionados sobre los objetivos a abatir en el barco, según a denunciado el presidente de IHH, la ONG turca que organizó la flotilla, Bülent Yildirim. Para demostrarlo, Yildirim ha mostrado hoy la supuesta lista arrebatada a los soldados, que asaltaron la nave con el documento, ilustrado con fotografías de los objetivos, en las manos. "Había compañeros que hablaban hebreo. Después de disparar a un amigo nuestro que se parecía a Salah, oímos que [los soldados] decían a través de los walky-talkies: 'Hemos matado a Raid Salah", ha declarado Yildirim durante una rueda de prensa.

Raid Salah, uno de los líderes del Movimiento Islámico de Israel detenido tras el suceso, en el que murieron nueve personas, es una de las personas que las tropas de élite que abordaron el Mavi Mármara debían asesinar, según IHH. El propio Bülent Yildirim encabeza la lista: "Todos los soldados israelíes tenían una lista en sus manos, una lista con las personas que debían ser asesinadas. Había 16 nombres en ella. Yo era el primero". También figuran Ahmet Emin Dag, miembro de la ONG, el arzobispo católico Hilarion Capucci y varios ciudadanos europeos del Free Gaza Movement.

Fijación con Yildirim

"Mataron a dos personas que se parecían a mí y mataron a una que se parecía a Salah", ha afirmado el presidente de la ONG, cuyas actividades fueron prohibidas en 2008 por Israel, que ve vínculos entre la asociación islámica, Hamás y la red terrorista Al Qaeda. El sentimiento es recíproco. Miembros de la flotilla han comentado que Israel tiene una fijación con la captura de Yildirim. Los tres españoles que viajaban en el Mavi Mármara han explicado que el empeño en no liberarlo tras la detención de todos los activistas retrasó su regreso a Estambul.

La presión del gobierno turco y el enfrentamiento entre activistas y fuerzas de seguridad israelíes -que degeneró casi en una "batalla campal" en el aeropuerto de Tel Aviv, según el activista madrileño Manuel Tapial- obligaron a liberarlo posteriormente.

Aguas internacionales

Yildirim también ha mostrado un documento que puede probar la posición de la flota en aguas internacionales. En dicho documento se certifica que las coordenadas de los barcos a las 1.31 GMT del pasado lunes, 31 de mayo, -cuando fue atacado- eran 32Aº 49' 40,80'' Norte y 33Aº 31' 55,20'' Este, lo que corresponde a aguas internacionales.

"Viajábamos en aguas internacionales, de las que nadie es propietario. Ignorando el derecho internacional y la legalidad marítima que se ha dado la humanidad durante miles de años, [Israel] actuó no con la responsailidad y la seriedad de un Estado, sino como una organización terrorista", ha denunciado el dirigente islamista, que ha añadido que los responsables deben ser juzgados como "los nazis por los crímenes cometidos por los judíos" o "los serbios por las matanzas de bosnios".