Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro reaparece de verde olivo en vísperas de la conmemoración del Asalto al Moncada

El líder cubano acudió a un acto previo a las celebraciones del 57 aniversario del inicio de la revolución con una indumentaria que no lucía desde que dejó el poder

"¡La hostia sagrada¡". Fue la primera reacción, a bote pronto, de un diplomático europeo al saber que Fidel Castro había vuelto a vestirse de verde olivo, en vísperas del 57 aniversario del Asalto al Cuartel Moncada. No hubo más comentarios. Ni a favor, ni en contra. La exclamación del funcionario fue un modo suave de manifestar su sorpresa y viva impresión por la sexta aparición pública del líder comunista en menos de tres semanas, luego de cuatro años de ausencia debido a una grave enfermedad. En realidad, lo llamativo esta vez no ha sido la reaparición del ex mandatario, sino el símbolo de la prenda que usó: "Su camisa verde olivo de mil batallas", se ha apresurado a destacar la prensa oficial.

Castro volvió ayer a las calles. Y lo hizo para visitar el pueblo de Artemisa, unos 50 kilómetros al oeste de La Habana, donde rindió tributo en un mausoleo a un grupo de combatientes que le acompañaron en el asalto al Moncada, en 1953. Aquella acción marcó el inicio de la lucha armada de Castro y es la fecha patriótica más importante del calendario revolucionario, por eso su regreso de verde olivo, coincidiendo con estas celebraciones, provocó una cascada de especulaciones.

"Oye, no te ciegues: está de regreso", comentó un profesor que hasta hace nada aseguraba que Raúl Castro estaba "al mando". Laura Pollán, líder de las Damas de Blanco, opinó que "al aparecer de este modo esta diciendo: aquí estoy yo, y mando. Por si a alguien se le había olvidado". Algunos -una minoría - creen que "no es para tanto", y otros se lo toman con sentido del humor. "Dios aprieta pero no ahoga; llevaba pantalones azules", ha matizado el diplomático del principio, después de verlo en el noticiero de televisión.

Castro no usó en Artemisa sus grados de Comandante. Pero es cierto que no se ponía una camisa militar desde el 26 de julio de 2006, día en que pronunció su último discurso en Holguín. Después de aquella conmemoración tuvo que ser operado y delegó todos sus poderes en su hermano Raúl, excepto el cargo de Primer Secretario del Partido Comunista. "Una cosa es real: Fidel va a mas", asegura un veterano analista. "Primero se apareció en dos centros de investigación, luego en el acuario, después ante 100 embajadores y ahora esto...".

Todo esto ocurre cuando está en marcha un proceso de excarcelación de presos políticos y se esperan reformas económicas en los próximos meses. Algunas podrían anunciarse hoy mismo por Raúl Castro, durante el acto por el 57 aniversario del Moncada, al que esta invitado el mandatario venezolano Hugo Chávez. La gran pregunta es si el regreso de Fidel puede interpretarse como respaldo, o todo lo contrario. O si simplemente se trata de que el viejo líder, a punto de cumplir 84 años, se siente mejor y va por libre.

Varias apariciones recientes

Tras cuatro años alejado de la vida pública, Fidel Castro ha vuelto este mes a la vida pública con varias apariciones muy continuadas. Empezó el 7 de julio con una visita al Centro Nacional de Investigaciones Científicas (CNIC) y en los siguientes días intervino en un programa de televisión e incluso se reunió con 115 embajadores cubanos en el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Más información