Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía sueca ordena reabrir la investigación por violación contra el fundador de Wikileaks

Julian Assange se enfrenta a dos acusaciones por delito sexual en el país nórdico

La Fiscalía Superior de Suecia ha ordenado hoy reabrir la investigación preliminar por sospecha de violación contra el fundador de Wikileaks, el australiano Julian Assange, cerrada la semana pasada por la fiscal jefe Eva Finné.

La fiscal superior Marianne Ny, a la que había apelado el defensor de las dos mujeres denunciantes, ha señalado que hay "razones para creer que se cometió el delito", que éste debe ser clasificado de violación y que es necesario investigar más para tomar una decisión.

Finné en cambio consideró que se debía archivar la acusación que había llevado a una fiscal de guardia a decretar una orden de captura contra Assange, luego anulada. El abogado de las dos denunciantes, Claes Borgström, había criticado la decisión de Finné y anunciado la presentación de un recurso.

Assange, que ha sido la cara visible de Wikileaks sobre todo después de la publicación a finales de julio de más de 70.000 archivos secretos sobre la guerra de Afganistán, vuelve a enfrentarse a las dos acusaciones que dos mujeres distintas presentaron hace más de una semana por delito sexual, una por violación y otra por acoso.

Ny ha ordenado también ampliar la otra denuncia por acoso, la única por la que ahora se estaba investigando a Assange, incluyendo la sospecha de los delitos de acoso sexual y coerción sexual.

El fundador de Wikileaks ha rechazado las acusaciones, que ha achacado a una conspiración para desacreditarle. Un compló rechazado ya por Finné quien afirmó que "no existe ningún indicio que apoye una teoría conspirativa".