Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Castro dice que fue malinterpretado y "es el capitalismo el que ya no sirve"

Responde a la revista estadounidense 'Atlantic Magazine' que esta semana publicó en un blog que el ex presidente cubano había reconocido que "el modelo cubano ya no funciona"

Enmienda a la totalidad. Fidel Castro ha asegurado hoy que el socialismo cubano sí tiene validez, lo que no funciona, a su juicio, es "el sistema capitalista" que "ya no sirve ni para Estados Unidos, ni para el mundo, al que conduce de crisis en crisis; que son cada vez más graves, globales y repetidas". El líder comunista no ha podido ser más rotundo al matizar sus recientes declaraciones al periodista norteamericano Jeffrey Goldberg, a quien dijo, en una larga entrevista para la revista The Atlantic, que "el modelo cubano no funciona ni siquiera para nosotros". Castro ha asegurado que el reportero no inventó la frase pero que le malinterpretó absolutamente.

El ex mandatario cubano, de 84 años, ha dado su versión de lo sucedido durante la entrevista durante la presentación de un segundo libro autobiográfico suyo en el Aula magna de La Habana. Según Castro, Goldberg le preguntó "si el modelo cubano era algo que aun valía la pena exportar". A su entender, la pregunta llevaba "implícita la teoría de que Cuba exportaba la revolución". Fue entonces cuando le respondió que "el modelo cubano" ya no les funcionaba ni a ellos.

"Se lo exprese sin amargura ni preocupación. Me divierto ahora al ver como él lo interpretó al pie de la letra y consultó con [la académica norteamericana] Julia Sweig que lo acompañó y elaboró la teoría que expuso", ha afirmado. Según Castro, "lo real" es que su "respuesta significaba exactamente lo contrario de lo que ambos periodistas norteamericanos interpretaron. "Mi idea, como todo el mundo conoce, es que el sistema capitalista ya no sirve ni para Estados Unidos, ni para el mundo, al que conduce de crisis en crisis, que son cada vez más graves, globales y repetidas, de las cuales no puede escapara". Y ha sentenciado: "¿Cómo podría servir semejante sistema para un país socialista como Cuba?"

El ex presidente cubano también ha desechado las interpretaciones de Goldberg sobre lo que le dijo sobre la crisis de los misiles. El periodista norteamericano le preguntó si había valido la pena haber pedido en 1962 al líder soviético Nikita Jruschov, durante la crisis de los misiles, que atacara a Estados Unidos con armas nucleares si era necesario. Según Fidel, le contestó textualmente: "después de haber visto lo que he visto y de haber sabido lo que ahora se, no valía la pena en lo absoluto".

Castro dijo que lo que él recomendó a Jruschov era que si "EEUU invadía Cuba", en ese momento con armas nucleares rusas, "no debía dejarse dar el primer golpe". El líder cubano ha explicado que la frase "de haber sabido lo que ahora se", era una "obvia referencia a la traición cometida por un presidente de la URSS que, saturado de sustancia etílica, entrego a EEUU los mas importantes secretos militares de aquel país".

Castro no ha acusado al periodista de manipulación sino de malinterpretarle, pero ha avisado que esperaba con "interés" las próximas entregas de la entrevista, que aparecerán en los próximos días en The Atlantic. El pequeño discurso de Castro ha terminado con una referencia al "imperio que se hunde". Vaya, por si alguien creía otra cosa, el Fidel Castro de toda la vida.