Selecciona Edición
Iniciar sesión

GAP retira su nuevo logo ante la presión de las redes sociales

Los fans de la marca se niegan a que la empresa imponga su nueva imagen lanzada la semana pasada

La disyuntiva de renovarse o morir no siempre es cierta. Así lo piensan, en estos días, los directivos de la cadena de ropa norteamericana GAP , que la semana pasada cambiaron el clásico logo de la empresa, en color azul marino, por una nueva versión, de letras redondas, en negro, sobre un limpio fondo blanco. Un furibundo grupo de fans de la marca orquestó una campaña de protesta en diversas redes sociales y ha logrado que la empresa de marcha atrás y regrese a las clásicas tres letras blancas sobre fondo azul marino. Así murió, finalmente este martes, el breve nuevo logo de GAP, a la edad de una semana.

La empresa lanzó la nueva imagen el pasado cuatro de octubre. En su perfil de Facebook (donde tiene 725.000 fans), un mensaje oficial de la empresa, en el que un portavoz pedía "nuevas ideas", recibió 1.080 comentarios, con reacciones como éstas: "El nuevo logo es poco sofisticado", "es horrible", "lo odio", "volved ya al antiguo", "no voy a comprar en vuestras tiendas". Lo mismo sucedió en Twitter, donde la crítica a la nueva imagen de la marca se convirtió en una tendencia recurrente y extremadamente popular. La campaña de protesta sorprendió a los ejecutivos, que decidieron pedirle a los clientes, a través de las mencionadas redes sociales, que enviaran sus propias propuestas.

Ni por esas. Los fans de GAP querían el logo antiguo, el que lleva en las marquesinas de las tiendas y en las bolsas más de 20 años. Un fan creó la página Crap Logo Me (craplogo.me, crap significa 'mierda' en inglés), donde se burlaba del nuevo diseño. Otro creó el perfil GapLogo en Twitter, donde escribió mensajes como: "Ya no sé quién soy". La burla cobró dimensiones monumentales. Finalmente, la empresa ha regresado este martes a aquella versión clásica. La presidenta de GAP Norteamérica, Marka Hansen, ha dicho en un comunicado: "Hemos aprendido mucho en este proceso. Y ahora entendemos que no hicimos las cosas correctamente. Admitimos que perdimos la oportunidad de colaborar con la comunidad online".

Tal es el nuevo poder de las nuevas redes sociales, capaces de hacer que GAP se quede con la imagen que ya tenía y no ose cambiar sin preguntar primero. Pero en realidad, cosas así ya sucedían antes del auge de Facebook y Twitter. Y si no, que le pregunten a Coca Cola, que en 1985 presentó una nueva marca para su refresco: New Coke. Se suponía, además, que la New Coke se fabricaba con una nueva fórmula, ligeramente distinta a la de su predecesora. Aunque en las encuestas los consumidores decían que sabía mejor, criticaron tan duramente el nuevo nombre y el nuevo diseño de las botellas, que la empresa volvió al diseño original en tres meses.

De momento, los jefes de NewsCorp, dueña de MySpace, ya pueden estar inquietos. El viernes, esa red social, en franco declive ante el auge de Facebook, cambió su logo por una imagen conceptual en la que unió la palabra 'My' con un espacio en blanco. Una simple búsqueda en Twitter de los términos MySpace Logo ofrece una palabra recurrente: "ridículo".