Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 12 Estados clave en las legislativas

Un repaso a los lugares donde demócratas y republicanos se juegan los votos para el Congreso y el Senado el 2 de noviembre

- CALIFORNIA. El Partido Republicano participa con un dream team: Carly Fiorina, ex consejera delegada de Hewlett-Packard, que aspira al Senado, y Meg Whitman, ex consejera delegada de eBay, candidata a gobernador. Sus rivales son Barbara Boxer, símbolo de la izquierda y senadora desde 1992, y Jerry Brown, un ex gobernador de 72 años. Una victoria republicana sería demoledora para el presente y el futuro de los demócratas.

- NEVADA. Se juega su puesto el líder demócrata en el Senado, Harry Reid, frente a una ardiente defensora del Tea Party, Sharron Angle. Una derrota de Reid tendría un fuerte efecto desmoralizador para el partido en el Gobierno.

- COLORADO. Un candidato muy radical del Tea Party, Ken Buck, tiene posibilidades de derrotar al demócrata Michael Bennet en un Estado que se iba haciendo más demócrata en los últimos años.

- ILLINOIS. Un republicano moderado, Mark Kirk, cuenta con bastantes opciones de arrebatarle al demócrata Alex Giannoulias el escaño del Senado que Barack Obama dejó vacante en 2008 para ocupar la presidencia de Estados Unidos.

- PENSILVANIA. Es un Estado oscilante de los que resulta vital en las elecciones presidenciales. Obama lo ganó en 2008, pero ahora es favorito el republicano Pat Toomey frente al demócrata Joe Sestak para ganar un escaño para el Senado.

- VIRGINIA OCCIDENTAL. El gobernador, el demócrata conservador Joe Manchin, ha incrementado ligeramente en los últimos días sus opciones de batir al republicano John Raese en este Estado muy conservador.

- ESTADO DE WASHINGTON. Este territorio ha sido tradicionalmente un feudo de los demócratas. El republicano Dino Rossi tendrá que derrotar a la candidata demócrata Patty Murray si los conservadores quieren tener mayoría en el Senado.

- KENTUCKY. Es muy probable, aunque aún no garantizada, la victoria para el Senado del republicano Rand Paul, uno de los más radicales miembros del Tea Party, frente a Jack Conway.

- FLORIDA. Se da por segura la victoria de Marco Rubio, otro símbolo del Tea Party, aunque un moderado dentro de ese grupo. Rubio pasaría a ser, como nuevo senador, el hispano más poderoso en Washington.

- NUEVA YORK. El demócrata Andrew Cuomo, el hijo del famoso ex gobernador Mario Cuomo, puede heredar el cargo de su padre si derrota, como es previsible, al excéntrico republicano pro Tea Party, Carl Paladino.

- ALASKA. El Estado de Sarah Palin puede ser una buena prueba sobre los límites del Tea Party y de su propia carrera. El candidato de ese movimiento, Joe Miller, apoyado por Palin, podría ser derrotado por una veterana republicana, Lisa Murkowski, a la que venció en las primarias.

- WISCONSIN. Un senador demócrata con tres mandatos a sus espaldas, Russ Feingold, parece incapaz de derrotar al republicano Ron Johnson, un desconocido. No es fácil en Estados Unidos vencer a un candidato en ejercicio. Esta puede ser la derrota que mejor resuma el mensaje de estas elecciones.