Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La violencia en Afganistán se incrementa en 300%, según el Pentágono

El Ministerio de Defensa de EE UU reconoce que los ataques han alcanzado máximos históricos entre abril y septiembre de este año.- Señala en un informe que los talibanes han aumentado su campo de acción

Soldados estadounidenses de la Segunda Brigada Especial camina realiza un patrullaje hoy en el distrito de Zhari, en Kandahar
Soldados estadounidenses de la Segunda Brigada Especial camina realiza un patrullaje hoy en el distrito de Zhari, en Kandahar REUTERS

El Pentágono ha reconocido hoy que la situación en Afganistán, en vez de mejorar, empeora. La violencia en el país centroasiático ha llegado a su máximo histórico en los últimos meses, en la medida que la insurgencia talibán ha ido afinando sus ataques a las fuerzas de la Alianza. El informe sale a la luz tres días después de que la OTAN anunciara el repliegue de tropas para 2014.

En su informe periódico al Congreso, el Ministerio de Defensa de EE UU revela que la violencia -en todos sus tipos- ha aumentado entre abril y finales de septiembre, excepto por el uso de bombas caseras en las carreteras. En el periodo analizado, los ataques se han incrementado en hasta 300% desde 2007.

El Pentágono destaca que el alcance geográfico de los talibanes así como la sofisticación de sus ataque se han incrementado, alimentado también por el lento avance de la seguridad en todo el país.

Otro aspecto que resalta en el onforme es que Irán sigue suministrando armamento y entrenando a los talibanes y que los refugios existentes a lo largo de la frontera afgano-paquistaní continúa siendo un obstáculo, a pesar de que ha aumentado la cooperación de las autoridades de Islamabad con la OTAN.

El Pentágono asegura además que a pesar de que el Gobierno afgano está llevando a cabo esfuerzos para combatir la corrupción, existe un compromiso "cuestionable" para poner fin a la impunidad y juzgar a los funcionarios corruptos.