El presidente de Globovisión solicita asilo político en EE UU

Guillermo Zuloaga asegura que sufre una persecución política por parte del Gobierno venezolano, que le acusa de ofensa al jefe de Estado.- Chávez se refiere al empresario como un "bandido"

AGENCIAS Caracas 25 NOV 2010 - 05:24 CET

El presidente del grupo de comunicación venezolano Globovisión, Guillermo Zuloaga, ha afirmado este miércoles que ha pedido asilo político en EE UU y que el proceso está cerca de concluir, además de negar cualquier implicación en intentos de golpe de estado o de magnicidio .

"El único que tiene experiencia en golpes de estado o magnicidio en los últimos 60 años en Venezuela es el presidente Hugo Chávez", ha dicho Zuloaga en una entrevista a CNN en español . Zuloaga, que se ha referido así al intento de golpe de 1992 protagonizado por Chávez, pero no ha mencionado el de 2002 contra el Presidente, ha afirmado que no le quedó "más remedio" que abandonar Venezuela por ser "desgraciadamente" un perseguido político. Cuando la periodista Patricia Janiot le ha preguntado cuál es su situación legal en EE UU él ha respondido que está en la fase de conclusión de un proceso de "asilamiento político".

El presidente de Globovisión ha negado que en una reunión a la que asistió hace unos días en el Capitolio de Washington se planificaran o se tuviera intención de planificar acciones desestabilizadoras en Venezuela como ha señalado Chávez y organizaciones como Periodismo Necesario.

"Rendir cuentas"

Zuloaga ha subrayado que lo que hizo en esa reunión fue criticar a un gobierno que "ha tenido la mayor oportunidad de los últimos 60 o 70 años" en el país, con un caudal de más de 990.000 millones de dólares fruto de los ingresos petroleros. El empresario ha asegurado que en el Capitolio pidió a ese gobierno que "rinda cuentas", porque lo único que le ha quedado al país de ese caudal es, a su juicio, la "tasa de inflación más alta de América, un PIB relativo, un déficit de vivienda de más de dos millones, el índice criminal más grande de América, una estructura cada vez más destruida, un sistema eléctrico que no funciona y una industria petrolera que no mejora".

Sobre los procesos judiciales en su contra en Venezuela, donde es considerado un prófugo de la justicia, Zuloaga ha dicho que el Gobierno recurrió a un "ardid" para acusarle de usura y de acaparar para cambiar la tendencia del mercado. En nueve meses de investigación "no pudieron ni probar ni inventar un delito" contra él y en febrero pasado le quitaron las medidas cautelares que le impedían salir del país, ha contado.

Sin embargo, como en Globovisión empezó a "salir fuerte" lo que calificó como "el gran escándalo de corrupción", el hallazgo de "4.000 contenedores de basura putrefacta en su interior", el Gobierno ordenó reabrir el caso que se había archivado y "sin cambiar ni una letra" se lo entregaron a un nuevo fiscal y un nuevo juez, ha relatado. "No nos quedó más remedio que abandonar Venezuela después de que nos dictaron medidas de aprensión y reclusión para mi hijo y para mi". En realidad, padre e hijo, que son socios de dos concesionarios de venta de vehículos, estaban imputados por la Fiscalía de Venezuela por dedicarse presumiblemente a revender automóviles a precios que llegaban a duplicar su valor original aprovechándose de la alta demanda y la poca oferta de vehículos nuevos en el país.

Derecho a estar informados

Zuloaga ha explicado que se fue directo a Washington y presentó el caso ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, donde pidió que el Gobierno de Venezuela presentase sus alegatos. "No quisiera estar en esta situación, quisiera estar en Venezuela, pero no cuando hay un gobierno totalmente autoritario que manipula los órganos de justicia a su beneficio para crear miedo y amedrentar a los que le critican", ha dicho.

Acerca de la posibilidad de que el Gobierno tome medidas contra Globovisión, Zuloaga ha indicado que la compañía está "muy bien estructurada" desde el punto de vista legal y jurídico, tiene "todos sus permisos y documentación al día y es muy vigilante de no infringir la ley", pero ha advertido de que eso no la salva si el Gobierno decide "atropellar". El presidente de Globovisión se ha mostrado confiado en que si eso ocurriera los empleados de la compañía defenderán la libertad de expresión como el "derecho de los ciudadanos de estar informados" y darán a conocer la situación internacionalmente.

Desde Caracas, el presidente Chávez ha dicho que el asilo político que Zuloaga ha solicitado a EE UU no le quita al empresario su condición de "bandido" al igual que "no le quita al Gobierno de EE UU su condición de cómplice de bandidos y de terroristas", ha manifestado el jefe de Estado en unas declaraciones por televisión.

Otras noticias

El presidente de la cadena venezolana Globovisión, Guillermo Zuloaga. / REUTERS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana