Espionaje en la ONU

La ONU es inviolable

Desde la oficina de Ban Ki-moon se limitan a decir que la organización, por su naturaleza, es "transparente"

SANDRO POZZI Nueva York 29 NOV 2010 - 15:29 CET

Los diplomáticos son diplomáticos, y los espías, espías. Los roles no se mezclan. Por eso en Naciones Unidas intentan digerir una acción tan orquestada como la expuesta en los cables filtrados por Wikileaks. "A lo mejor es que algunos somos muy inocentes", comentaba un funcionario mientras se desayunaba los titulares de la prensa, tras el largo puente de Acción de Gracias. "Cuando estás ante un diplomático chino o cubano, nunca sabes muy bien en qué plan va. Pero con un estadounidense".

En el cuartel general de las Naciones Unidas, como en cualquier organismo multilateral, el trabajo sensible y de calado se hace en los pasillos. Los representantes de los gobiernos se intercambia constantemente sus puntos de vistas, para forjar consensos en ámbitos de interés común. Pero para que las negociaciones entre bastidores den sus frutos, es vital construir una relación de confianza mutua. Las revelaciones de Wikileaks se lo va a poner bastante difícil a Estados Unidos.

La diplomacia estadounidense es acusada con frecuencia de espiar tanto a amigos y enemigos. Las directrices dadas por el Departamento de Estado a sus delegaciones en Nueva York, Viena y Roma constatan lo que para muchos era evidente. Y eso es lo que llama la atención de los documentos filtrados, que sean los propios diplomáticos los que se implicaran en estas actividades siguiendo las órdenes expresas de sus jefes en Washington.

EE UU, como el resto de misiones ante las Naciones Unidas, cuentan con funcionarios acreditados que trabajan para sus agencias de inteligencia, como la CIA, el FBI y el Servicio Secreto. Cada embajada establece, en principio, el papel que se les asigna. Y la línea que les separa de los miembros del cuerpo diplomático se supone está bien definida. Ninguna embajada te dice cuantos tiene ni sus nombres, pero entre ellos se conocen.

En el caso de la delegación estadounidense, sin embargo, parecen mezclarse esos dos mundos que se suponen van por separado. Y eso crea puede crear dudas entre algunos diplomáticos extranjeros. "Ya no es lo que se diga de las opiniones de cada país en la reunión sobre un tema específico, si no el saber que el representante de un Estado miembro que se supone aliado esté informando a su jefe de lo que haces con tu vida privada".ç

Naciones Unidas evita de momento entrar directamente en el detalle de los cables diplomáticos que están publicado EL PAIS y otros medios internacional. Si se determina que los miembros del cuerpo diplomático estadounidense realizaron labores clandestinas de espionaje en el seno del organismo multilateral, la ONU podría llegar a cursar órdenes de expulsión.

De momento, desde la oficina de su secretario general, Ban Ki-moon, se limitan a decir que por su naturaleza, la ONU es una "organización transparente y abierta", y reitera los "privilegios e inmunidades" de los que se beneficia la institución de acuerdo con la Carta de las Naciones Unidas, la Convención de 1946 y los acuerdos para que su cuartel general esté en Nueva York.

Privilegios e inmunidades que prohíben el espionaje, y que deben ser respetados por todos los miembros de la familia, sin excepción. EE UU, además de ceder parte de su territorio a la ONU, es el primer contribuyente al presupuesto de la institución, con 18.945 millones de dólares en el trienio 2007-2009. Es, además, uno de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

Ya hace seis años saltó a la luz que los servicios de inteligencia de EE UU y Reino Unido estuvieron siguiendo todos los paso del ex secretario Kofi Annan, cuando la Administración de George Bush y de Tony Blair trataban de sumar aliados a su campaña para invadir Irak. Sus conversaciones fueron grabadas. La ONU recordó entonces que los que vale para el cuartel general, vale para las misiones. También Rusia usó la ONU como centro de espionaje durante los años más intensos de la Guerra Fría.

El Departamento de Estado insiste que sus diplomáticos son eso, diplomáticos, y que su trabajo tanto en la ONU como en otras delegaciones diplomáticas es "transparente" con los representantes de otros gobiernos. Y como hacen otras misiones, una parte del trabajo es recopilar información que permita definir después sus políticas y acciones en ámbitos de interés.

Comenta esta noticia en Eskup | La mayor filtración de la historia | Preguntas y repuestas | Ir al especial

Otras noticias

Vista panoramica de la 62 Asamblea General de la ONU, durante la intervención del presidente de EE UU, Geoge W. Bush, en 25 de septiembre de 2007.

Últimas noticias

Ver todo el día

El Salvador, culpable de la desaparición de niños en la guerra

La Corte Interamericana de Derechos Humanos dicta que hubo un patrón sistemático de desapariciones forzadas dese el Estado

Cuba converge con Europa sin acercarse a EE UU

Washington exige a La Habana una amplia apertura política y no solo medidas económicas liberalizadoras

Amnistía Internacional critica la restitución de tierras en Colombia

La Ley de Víctimas lleva dos años aplicándose y es una de las banderas de Santos

River vence a Boca y pasa a la final de la copa Sudamericana

Pisculichi resuelve (1-0) el duelo argentino a favor de River, que volverá a jugar una final internacional 11 años después

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana