Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas 50 personas se manifiestan ante la Embajada de EE UU en Londres en apoyo de Assange

La concentración forma parte de las convocatorias organizadas hoy en distintas ciudades del mundo a través de Internet

Unas 50 personas se reunieron esta mañana en Londres para manifestarse en apoyo de Julian Assange, en una de esas concentraciones que espontáneamente se convocan en la red en distintas partes del mundo. Por lo que se vio en la capital británica, donde se encuentra detenido Assange, el activismo de nuevo cuño se mueve más y mejor en la red que en la calle; al menos, por ahora.

La convocatoria era a las 11.00 en Cumberland Gate, Hyde Park, cerca de Marble Arch. Los manifestantes terminaron su recorrido frente a la Embajada de Estados Unidos en Grosvernor Square. Un joven de origen hindú profería consignas en pro de la libertad de expresión con un pequeño megáfono blanco con una pegatina del grupo de heavy metal Slayer adobada a un costado. "Esto es la revolución digital, y empieza aquí", gritaba otra joven entusiasta mientras repartía pasquines con una imagen en blanco y negro de Julian Assange. Los gritos a favor de la liberación de Assange se sucedieron en un ambiente de reunión de amiguetes.

Un joven manifestante, de nombre Jill, explicaba que la detención de Assange es un atropello contra la libertad de informar. El joven activista contaba que se dedica a denunciar a empresas que extorsionan a ancianos mediante la preservación criónica. Jill dice haber colgado pruebas de mala práctica médica como parte de su ciberactivismo en los últimos dos años. "Yo no soy un hacker", decía Jill, que a sus 26 años, trabaja como chef.

Otra chica, que prefirió no identificarse, aseguró que ya en febrero de 2008 empezó su ciberactivismo, denunciando determinadas prácticas de la iglesia de la Cienciología. Varios manifestantes que se identificaron como parte de Anonymous , el colectivo online que estos días ha lanzado ataques contra VISA, Mastercard y Amazon, declinaron hacer declaraciones.

España se moviliza

Las concentraciones convocadas en varias ciudades españolas han cumplido las expectativas de los organizadores. En Madrid, unas 200 personas se han manifestado frente a la sede de la Embajada británica en contra de la detención de Julian Assange en Reino Unido. La protesta por la libertad de Assange se fraguó el miércoles de madrugada en twitter y Facebook con el impulso de RSCI (Plataforma de Responsabilidad Social Ciudadana), que se ha mostrado especialmente activa en la defensa del pueblo saharaui, informa María Martín.

Un impacto similar ha tenido la iniciativa a favor de Wikileaks en Barcelona. Unas 150 personas se han concentrado ante el consulado del Reino Unido. La imagen ha sido prácticamente la misma en otros lugares, algunos de los manifestantes llevaban caretas blancas, otras con la imagen de V (V de vendetta) tras la que se ocultan los miembros de Anonymous, grupo responsable de los ciberataques a varias compañías, o simples carteles con una fotografía de Assange.

En Valencia ha estado, junto a otras 250 personas, aproximadamente, Isacar Marín, un estudiante de 18 años responsable de organizar, a través de Internet, todas las manifestaciones en ciudades españolas. La marcha ha comenzado tras una quedada silenciosa, sin pancartas ni proclamas, frente al consulado de Suecia, informa Joaquín Ferrandis.

La misma situación se ha repetido en Alicante, A Coruña, Sevilla o Málaga.

Movilizaciones en Europa y América Latina

Ámsterdam (Holanda), Bogotá (), Lima, Buenos Aires, México y São Paulo también han protagonizado actos de protesta contra la detención del fundador de Wilkileaks y "por la libertad", según reza el eslogan con el que la página en español freewikileaks.eu llamaba a la movilización frente a las legaciones diplomáticas de Reino Unido.

En Holanda, unas 75 personas se han manifestado en el centro de la ciudad, según fuentes policiales citadas por la agencia AFP. La concentración, organizada por el Partido Pirata a favor de "la protección de la libertad de prensa", se ha cargado de significado tras conocerse la detención de otro joven, de 19 años, acusado de participar en los ataques contra los sitios de Internet de varias compañías que retiraron su apoyo a Wikileaks.

Contacta con el autor de esta noticia | La mayor filtración de la historia | Preguntas y respuestas | Ir al especial