Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dinamarca evita una matanza en el diario de las viñetas de Mahoma

Los cinco detenidos ultimaban un atentado contra el 'Jyllands-Posten' para "matar a tanta gente como fuese posible"

Las policías de Dinamarca y Suecia han detenido hoy a cinco sospechosos de estar planeando un atentado contra el periódico danés Jyllands-Posten, el que en 2005 publicó una docena de caricaturas de Mahoma que incendiaron al extremismo islámico en todo el mundo. Los ahora detenidos aspiraban a "matar al mayor número posible de personas", según la policía, en el edificio que acoge al rotativo en Copenhague y que comparte con otros dos periódicos. Es el mayor atentado desactivado en la historia danesa.

La operación para desmantelar el comando se desarrolló coordinadamente en los dos países, con cuatro detenidos en Dinamarca (tres de ellos llegados la noche anterior del país vecino) y uno en Suecia. "Las detenciones han impedido un inminente ataque terrorista en el que varios de los sospechosos iban a entrar [en el edificio del Jyllands-Posten] en Copenhague y matar al mayor número posible de personas", señala el jefe de la policía danesa, Jacob Scharf, en un comunicado.

El rotativo publicó hace cinco años una serie de caricaturas de Mahoma que generaron protestas y violencia en el mundo islámico, tanto en África, como en Oriente Próximo y Asia. Decenas de personas murieron en los disturbios. Todavía en 2009, la elección del entonces primer ministro danés, Anders-Fogh Rasmussen, como secretario general de la OTAN fue retrasada por Turquía por estimar que un político con ese pasado no era lo más adecuado para capitanear la Alianza Atlántica.

El Jyllands-Posten es desde 2005 objeto regular de amenazas y sus dependencias se encuentran sometidas a especial vigilancia policial. Ya el pasado mes de enero el creador de la más polémica de las viñetas, Kurt Westergaard, escapó a un ataque con hacha de un hombre relacionado con Al Qaeda y en septiembre otro extremista que tenía un mapa con la dirección de la sede central del diario en la ciudad de Aarhus provocó una pequeña explosión en un hotel de Copenhague.

El Gobierno danés ha anunciado que los detenidos tenían un pasado de militancia islámica y consideró que el previsto atentado hubiese sido el mayor en la historia del país. Según la policía danesa sus detenidos son un tunecino de 44 años; un sueco de origen libanés, de 29; otro sueco de origen no precisado, de 30 años, y un iraquí a la espera de la concesión de asilo político. El detenido en Suecia, de 37 años, tenía la nacionalidad del país escandinavo, pero había nacido en Túnez. Las detenciones siguen al incremento desde hace un mes de la alerta policial en ambos países, donde las fuerzas de seguridad han percibido señales de que algo se está preparando. De hecho, el pasado día 11 un islamista pereció en Estocolmo al estallar las bombas que estaba preparando para hacer estallar o en una estación o en unos grandes almacenes, según la policía sueca, que desvincula a los detenidos ahora con aquella intentona.