Selecciona Edición
Iniciar sesión

El nuevo presidente de Túnez encarga un Gobierno de coalición ante el temor al caos

Fued Mebaza, jura el cargo tras una resolución del Consejo Constitucional y dice que ningún tunecino se verá excluido del proceso político.- Antes de 60 días se deberán celebrar elecciones.- Un destacado opositor habla de negociaciones para el nuevo Ejecutivo.- El Ejército no consigue poner fin a los saqueos y disturbios

Con sorprendente rapidez y en contraste con el clima de inseguridad que se respira en las calles, Túnez está dando hoy los primeros pasos hacia una transición democrática tras la revuelta popular que ha acabado con 23 años de dictadura. Apenas unas horas después de su huida a Arabia Saudí, el hasta ahora presidente, Zine el Abidine Ben Ali, ha sido "definitivamente" apartado del poder esta mañana por el Consejo Constitucional, que ha decretado que ante la situación de "vacío de poder" se deberán celebrar elecciones presidenciales en un plazo máximo de 60 días y que, mientras tanto, tal y como marca la Constitución del país, el presidente interino es Fued Mebaza, hasta ahora presidente del Parlamento. En su discurso de juramento del cargo, retransmitido en directo por la televisión estatal, Mebaza ha asegurado que ningún ciudadano tunecino será excluido del proceso político que se abre y ha confirmado en el cargo de primer ministro a Mohamed Ghanuchi, quien ayer asumió momentáneamente el poder tras la salida de Ben Ali y ahora deberá regresar a su cargo tal y como han estimado los jueces.

"El interés superior del país requiere un Gobierno de concentración nacional", ha señalado Mebaza al anunciar que ha encargado a Ghanuchi la formación de un Ejecutivo de coalición. "Todos los tunecinos sin excepción" formarán parte del proceso político, ha añadido. Mustafá Ben Yafar, un destacado opositor, ha reconocido estar en contacto con el nuevo presidente y el primer ministro para la formación de un nuevo Gobierno. "Mañana tendremos otro encuentro con el objetivo de sacar al país de esta situación y de hacer verdaderas reformas. El resultado de esas discusiones será anunciado mañana", ha asegurado a Reuters el líder del Foro Democrático por el Trabajo y las Libertades. Esta es una de las tres fuerzas opositoras que están legalizadas en Túnez. Las otras dos son el Movimiento de la Renovación (Etajdid), único partido opositor con presencia parlamentaria (dos escaños), y el Partido Democrático Progresista, liderado por Maya Zribi, la única mujer al frente de una fuerza política en el país.

La evolución de los sucesos políticos sin grandes sobresaltos por el momento contrasta con la situación de caos en muchas calles y especialmente en las afueras de la capital, donde la presencia de Ejército y policía es escasa. Una de las principales emisoras de radio ha instado a la población a que vuelva a abrir los negocios y a que el país retome la normalidad, pero la realidad es que las escenas de saqueos e incineración de tiendas han sido numerosas. El Ejército, hasta ayer casi ausente y que no ha participado en la represión de las protestas, ha tomado las calles del centro la capital para garantizar la seguridad, aunque por momentos se ve desbordado ante la multiplicidad de incidentes. Los tanques han aparecido por primera vez en las principales avenidas, sobrevoladas también por helicópteros, pero no han conseguido frenar el miedo de muchos ciudadanos, que han vivido sobresaltos como la aparición de coches con francotiradores que disparan contra los transeúntes y que, según todas las hipótesis, serían esbirros del régimen de Ben Ali.

Resolución del Consejo Constitucional

"El Consejo Constitucional [organismo compuesto por jueces, políticos y otras personalidades y cuyas decisiones son vinculantes] anuncia que el cargo de presidente está definitivamente vacante, por lo que debemos referirnos al artículo 57 de la Constitución, que establece que en caso de situación vacante de la Presidencia de la República por muerte, dimisión o impedimento absoluto que el presidente del Parlamento ocupará el puesto de presidente de forma interina y deberá convocar elecciones en un plazo de entre 45 y 60 días", ha explicado el presidente de la máxima autoridad legal en cuestiones constitucionales, Fathi Abd Ennather, en declaraciones a la televisión pública. El presidente interino, que debe prestar juramento ante las dos cámaras parlamentarias, no podrá presentar su candidatura a la presidencia de la República en unas elecciones, según la Carta Magna

Ghanuchi había asegurado ayer, en el mensaje ante la nación en el que confirmó su condición de presidente interino, que permanecería en el cargo hasta las próximas elecciones y que respetaría la Constitución y restauraría la estabilidad. En su primera aparición tras la huida de Ben Ali, en la que le acompañaba Mebaza, aseguró asumía el poder en virtud del artículo 56 de la Constitución, previsto en "caso de impedimento provisional del presidente". Sin embargo, juristas y constitucionalistas recordaron anoche que este supuesto solo es posible mediante poderes o con un certificado médico que acredite que el presidente está incapacitado temporalmente para desempeñar sus funciones. Como no se da ni uno ni otro caso, el Consejo Constitucional ha apelado a otro apartado de la Carta Magna. El artículo 56 deja además abierta la posibilidad a un regreso de Ben Alí, lo que fue criticado duramente por la oposición anoche en un debate televisado.

Esta mañana, antes del anuncio del Consejo Constitucional, el secretario general del Movimiento de la Renovación (Etajdid) había demandado la ruptura definitiva con el régimen. En un comunicado, Brahim afirma que "para abrir una nueva fase debe realizarse una ruptura definitiva con los fundamentos del régimen despótico y el sistema político corrupto" instaurado por Ben Ali. El opositor aboga por procesar a los responsables de "los crímenes, las muertes y heridas a ciudadanos inocentes, así como a todos los implicados en asuntos de corrupción, enriquecimiento ilícito, sobornos o depredación de los bienes públicos o privados". Respecto al proceso de reformas políticas y el cambio democrático, el líder de Etajdid considera que la prioridad es "reformar el código electoral, anular todas las leyes liberticidas en vigor y formar una Comisión Nacional independiente que organice y supervise las elecciones".

Reabierto el espacio aéreo

También hoy han podido despegar los primeros aviones tras el cierre del espacio aéreo en la tarde de ayer poco después de que se declarase el estado de excepción e instantes antes de que se anunciase que Ben Ali había huido del país. La Oficina Nacional de Aviación Civil ha informado esta mañana de la reapertura de todos los aeropuertos del país. En su comunicado, difundido por la agencia oficial, se insta a los pasajeros a informarse en las compañías aéreas para evitar los problemas que puedan ser causados por los retrasos y anulación de vuelos.

Mientras, la estación de Túnez, principal estación de trenes de la capital, ha estado prácticamente cerrada porque sufrió un incendio y se encuentra parcialmente calcinada. Entre los incidentes más graves, destaca el incendio de la cárcel de Monastir, a 165 kilómetros al sur de la capital. Al menos 42 presos han muerto, según France Presse, y varios han logrado huir. No son los únicos, ya que los motines se han extendido a otras cárceles del país.

Cronología de las protestas

- 17 de diciembre. Mohamed Bouazizi, un desempleado de 26 años, se prende fuego en Sidi Bouzid como acto de protesta por la crisis. Bouazizi falleció en el hospital el 5 de enero.

- 24 de diciembre. Mueren los dos primeros manifestantes a causa de los disparos de la policía en una protesta en Menzel Bouzayane, una localidad ubicada en el centro del país.

- 2 de enero. El grupo de hackers Anonymous anuncia la Operación Túnez en solidaridad con las manifestaciones. Las webs del Gobierno tunecino se colapsan por una serie de ataques informáticos.

- 4 de enero. Los opositores anuncian una huelga general en protesta por la represión gubernamental.

- 7 de enero. Las autoridades lanzan una gran operación contra los disidentes y detienen a decenas de periodistas y activistas y contrarios al régimen. La oposición da por desaparecidos a varios.

- 8 de enero. El sindicato UGTT se suma a la movilización popular. Mueren seis manifestantes y otros seis son heridos de gravedad durante las protestas en Tala. Otras tres personas mueren en enfrentamientos con la policía en la región de Kasserine.

- 10 de enero. En un discurso televisado, Ben Ali intenta calmar los ánimos y promete 300.000 puestos de trabajo.

- 11 de enero. El Gobierno reconoce 18 muertos en los enfrentamientos, mientras los sindicatos hablan de más de 50. Continúan las protestas y Ben Ali decreta el toque de queda en Beja, Gafsa, Kasserine y Telab.

- 12 de enero. El toque de queda se extiende a la capital, tomada por vehículos blindados. El primer ministro, Mohamed Ghanuchi, destituye al ministro de Interior, Rafik Belhaj Kacem, y anuncia la puesta en libertad de algunos detenidos.

- 13 de enero. El presidente de Túnez anuncia su retirada en 2014 y promete un "completo y profundo cambio político". La violencia no cesa en las calles y se registran 13 muertos más.

- 14 de enero. Miles de ciudadanos se manifiestan en la capital al grito de "¡Fuera Ben Ali!". El presidente destituye al Gobierno y decreta el estado de excepción. Ben Ali no puede con la presión y abandona Túnez. El primer ministro Ghanuchi asume la presidencia interina del país.

Más información