Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de egipcios desafían la prohibición y continúan las protestas callejeras

La policía reprime con gases lacrimógenos y porras a los manifestantes en el centro de El Cairo y en Suez.- El Gobierno bloquea el acceso a páginas webs como Twitter.- Más de medio millar de arrestados

Una manifestante se encara a un policía antidisturbios que bloquea el paso a una manifestación del sindicato de periodistas.
Una manifestante se encara a un policía antidisturbios que bloquea el paso a una manifestación del sindicato de periodistas. AP

Miles de egipcios han desafiado hoy la prohibición del Gobierno y se han concentrado en el centro de El Cairo, en Suez y en Alejandría para continuar las protestas que ayer dejaron cuatro muertos, uno de ellos un policía. La protesta en la capital se ha escenificado frente a las sedes de los sindicatos de periodistas y de abogados, muy cerca de los tribunales, donde la policía ha cargado contra los manifestantes con porras y gases lacrimógenos. También se han registrado enfrentamientos en otros sitios de El cairo donde los manifestantes han quemado neumáticos y lanzado piedras a las fuerzas de seguridad. Ya entrada la noche, tras cantar consignas contra el Gobierno en la céntrica plaza de Tahrir, los manifestantes han sido dispersados y la policía -portando ahora chalecos antibalas- ha tomado control del lugar.

El malestar por la pobreza, el alto desempleo, la corrupción y la represión, sumado a la revuelta de Túnez, es el cóctel que está alimentando las protestas que tienen como objetivo poner fin al Gobierno de tres décadas de Hosni Mubarak, según los activistas.

La fuerte represión de las protestas, que se repite en varias ciudades egipcias, es el resultado de la política del Ministerio del Interior que ha publicado esta mañana un comunicado en donde asegura que no permitirá nuevos incidentes violentos. Según fuentes de esa cartera, las fuerzas de seguridad egipcias han detenido a al menos 500 manifestantes. Uno de ellos es el esposo egipcio de una ciudadana española, Elvira Giráldez, quien denunció que su marido está entre los detenidos y que no ha podido contactar con él desde anoche.

El primer ministro egipcio, Ahmed Nazif, ha salido hoy a defender la actuación de la policía en las protestas de ayer y ha asegurado que el Gobierno está comprometido a permitir la libertad de expresión por "medios legítimos". Mientras, la Casa Blanca ha pedido al Gobierno de Mubarak que respete el "derecho universal" de la población a gozar de la libertad de reunión y de expresión. Egipto es un firme aliado de Washington, por lo que que la Administración de Barack Obama observa muy de cerca los acontecimientos que se están produciendo en el país norafricano en los últimos días. Robert Gibbs, portavoz de la Casa Blanca, ha dicho a los periodistas que "este es un momento importante para que el Gobierno (de Mubarak) demuestre su responsabilidad ante el pueblo egipcio reconociendo los derechos universales".

La revuelta ha sumado un escenario: además de la calle también se ha trasladado a las redes sociales desde donde se realizan las convocatorias a nuevas movilizaciones. El grupo opositor 6 de Abril, uno de los principales promotores de las protestas de ayer, ha instado a continuar con las manifestaciones hasta la renuncia de Hosni Mubarak. Entre tanto las autoridades han decidido bloquear el servicio de microblogging Twitter, aunque sigue activa la red social Facebook, a través de la cual los ciberactivistas están haciendo llamamientos a continuar con las protestas contra el presidente y su régimen. También han bloqueado la página de Blogspot, -muy activa entre los blogeros del país y el chat de Google Talk.

La tensión se expande por todo el país

En Suez, cientos de manifestantes se han congregado a las puertas de la morgue local, exigiendo la entrega de uno de los tres cadáveres de los manifestantes caídos ayer. Los ciudadanos dijeron que ese manifestante había muerto tiroteado y exigían una autopsia, según informa Reuters. "Oh Habib, dile a tu señor que tus manos están llenas de nuestra sangre", gritaban los manifestantes refiriéndose al ministro del Interior, Habib al Adli. Durante la noche, decenas de manifestantes han prendido fuego a una sede el Gobierno y han tratado de hacer lo mismo con la sede del partido de Gobierno.

Funcionarios de la ciudad, ubicada en el este, han ordenado el cierre de las tiendas después de que se han informado de saqueos en algunos puntos de la ciudad. Los enfrentamientos con la policía ha dejado unos 55 heridos, según informa Reuters.

Ayer, miles de egipcios respondieron a la convocatoria del llamado día de la ira para pedir el fin de tres décadas de régimen de Mubarak. Miles de fuerzas antidisturbios, dotados de gases lacrimógenos y cañones de agua, se enfrentaron con los manifestantes. Al menos, tres manifestantes y un policía murieron en los choques registrados en El Cairo y en Suez. Además, 150 personas resultaron heridas.

La Red Árabe para la información de derechos humanos (ANHRI) ha confirmado que tiene más de 200 nombres de detenidos, aunque según su director, el abogado Gamal Eid, tienen constancia de que son "al menos 400". La mayoría de ellos, según la asociación fueron detenidos durante la noche en los enfrentamientos que se produjeron en la citada plaza y en persecuciones por todo el centro de la ciudad. Muchos de los activistas trataron de huir o esconderse en los inmuebles de los alrededores de donde fueron sacados.

"Muchos de ellos fueron golpeados y torturados. Y a algunos heridos los secuestraron en los hospitales y se los llevaron a dos campos de detención en las afueras de la ciudad", detalla Eid. "Estamos esperando una respuesta del Fiscal General sobre su puesta en libertad. Y le hemos hecho saber que todas las detenciones son ilegales porque se han realizado en una manifestación legal y en contra de los derechos fundamentales. Esto es un crimen", concluye el abogado.

Hacia medianoche, la policía se enfrentó con las mismas técnicas contra las personas que aún permanecían concentradas en esa plaza con el objetivo de desalojarlas. Muchos de los manifestantes se refugiaron en los alrededores, mientras que algunos de los que no lograron burlar a la policía fueron detenidos y apaleados.

"Hemos tenido suficiente Mubarak en estos 30 años", gritaba una joven. "Abajo Hosni, abajo Gamal", coreaban refiriéndose al octogenario líder y a su hijo, que previsiblemente podría heredar el poder y colocarse al frente del régimen. Shahira, una septuagenaria con el cabello plateado recogido en una coleta y un chal con bordados beduinos al cuello, argumentaba mientras trataba de esquivar una lluvia de piedras: "Esta vez es diferente, somos miles, de todos los estamentos sociales. No es sólo la élite como ha ocurrido en otras ocasiones. Ha llegado la hora. Les ha llegado la hora".

Egipto vive la violencia que ha sacudido Túnez desde comienzos de este mes y que terminó con la salida del poder del presidente Ben Ali y una dura transición hacia la democracia. Las inmolaciones ocurridas en Egipto, a imitación de la que acabó con el régimen tunecino, han desatado tambien las manifestaciones que se han propagado por todo el país. "El pueblo egipcio está asfixiado", afirmaban los manifestantes.

Demandas del pueblo egipcio ayer en la plaza de Tahrir

El pueblo de Egipto quiere la caída del Gobierno

Estamos unidos hoy en la Plaza de la Liberación de El Cairo contra la opresión y la tiranía, un levantamiento que es la expresión de la voluntad de un pueblo fuerte que sufre desde hace 30 años la opresión y la pobreza bajo el Gobierno de Mubarak y el resto de ladrones del Partido Nacional.

Hoy los egipcios han decidido levantarse para defender su libertad y acabar con el autoritarismo.

Qué pide el pueblo en su llamada de hoy:

1. La inmediata salida de Mubarak del Gobierno

2. La caída del primer ministtro Ahmed Nazif

3. La disolución del falso Parlamento

4. La formación de un Gobierno nacional

Continuaremos las protestas hasta que se escuchen nuestras demandas y llamamos a todo el pueblo de Egipto, a los sindicatos y partidos de todo el país a sumarse a las manifestaciones hasta que se cumplan estas demandas. Continuaremos las protestas, sentadas y manifestaciones hasta que caiga el Gobierno. Que viva la lucha del pueblo egipcio.

Anonymous se suma a las protestas de Egipto

El grupo Anonymous, conocido por sus ataques de denegación de servicio (DDoS) contra PayPal y Mastercard en apoyo a Wikileaks, ha entrado a participar en las protestas egipcias desde el ciberespacio. Los hackers han lanzado ataques de DDoS contra páginas webs del Gobierno egipcio, en especial la del Ministerio de Comunicaciones y la del Interior, que aparentemente estaban funcionando sin problemas. Sin embargo, una comprobación de este diario al portal en inglés del Gobierno egipcio daba error de conexión en algunos momentos.

La página del grupo en Facebook ha denominado la acción como Operación Egipto, y allí han colocado mensajes acerca de las protestas egipcias y contra el bloqueo de Twitter.

Más información