Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mubarak nombra a su jefe de inteligencia como vicepresidente de Egipto

Omar Suleiman es considerado el jefe de los servicios secretos más poderoso de Oriente Próximo.- Ocupa un cargo que estaba vacante desde 1981.-

El presidente egipcio, Hosni Mubarak, acosado por las protestas que esta semana se han propagado por todo el país y en la que los manifestantes piden su dimisión, ha nombrado hoy vicepresidente a Omar Suleiman, su jefe de inteligencia y cercano confidente. Desde que asumió el poder en 1981, Mubarak mantenía ese cargo vacante y era el puesto que ocupaba antes de que fuera promovido a presidente tras el asesinato de su predecesor, Anwar Sadat. Suleiman también es considerado uno de los "presidenciables" para sustituir a Mubarak, junto con el hijo de este, Gamal. Pero esta decisión indica por primera vez que se está concibiendo un plan de sucesión y que Gamal ya no es una opción y ha salido del escenario. Sin embargo, la población egipcia considera a Suleiman una continuación del régimen de Mubarak.

El nombramiento se produce un día después de la remoción en pleno del Gabinete denido a la crisis política que vive el país tras las numerosas manifestaciones que piden la salida de Mubarak. En este sentido, el general Ahmed Shafiq, hasta ahora ministro de Aviación Civil, ha recibido hoy la misión de formar un nuevo Gobierno en Egipto, informó la televisión pública. Shafiq reemplaza en el cargo a Ahmed Nazif, que presentó su renuncia a petición del presidente Hosni Mubarak

Suleiman ha sido director de los Servicios Generales de Inteligenci a egipcios (EGIS por sus siglas en inglés) desde 1993. Según la revista Foreign Policy, es el jefe de inteligencia más poderoso en Oriente Próximo, incluso por delante del jefe del Mosad. Desde ese puesto ha jugado un importante papel diplomático, especialmente las relaciones con Israel y el proceso de paz con palestino-israelí, y con su principal aliado occidental, Estados Unidos.

A sus 74 años, y como jefe de los servicios secretos, tiene bajo su responsabilidad los archivos de política de seguridad más importantes del país y ha sido el arquitecto detrás de la desintegración de los grupos islamistas que lideraron un alzamiento contra el Estado en la década de los noventa.

Participó en la guerra en Yemen en 1962 y en los conflictos de 1967 y 1973 contra Israel. Experto en ciencias políticas, en 1992 encabezó la Aurtoridad de OPeraciones Generales en las Fuerzas Armadas para luego convertirse al año siguiente en el jefe de inteligencia del país.