Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Continúa la llegada de inmigrantes tunecinos a las costas del sur de Italia

El Gobierno italiano declara el estado de emergencia humanitaria ante la llegada de más de 5.500 indocumentados en los últimos días

Varios centenares de inmigrantes tunecinos llegaron en las últimas horas del domingo a las costas del sur de Italia, donde se vive una situación de emergencia, después de que en los últimos días hayan desembarcado más de 5.500 indocumentados. El Gobierno italiano declaró el sábado el estado de emergencia humanitaria por la masiva llegada de pateras, que parece una consecuencia directa de la situación de inestabilidad que atraviesa Tunéz tras el derrocamiento, el pasado 14 de enero, del presidente Ben Alí.

La mayoría de los inmigrantes han sido trasladados al estadio de fútbol de la isla de Lampedusa, así como a varios hoteles e iglesias que han facilitado su alojamiento. Mientras, cientos de ellos permanecen en el puerto, donde se espera que pasen la noche cobijados en mantas. Ante la queja de las autoridades locales, el centro de identificación y expulsión de inmigrantes de Lampedusa reabrió ayer sus puertas y en él se encuentran albergadas 2.150 personas. Las buenas condiciones del mar en el canal de Sicilia y la tensión política que se vive en algunos países del norte de África han provocado la llegada masiva de inmigrantes a las costas del sur de Italia.

Túnez afirmó hoy que rechaza "cualquier injerencia extranjera" en relación con el éxodo de emigrantes ilegales tunecinos hacia Italia, aunque se mostró "dispuesto a cooperar" con los países europeos para frenar la salida de personas. En declaraciones a la agencia oficial tunecina TAP, un responsable "autorizado" del Ministerio de Exteriores, cuyo titular dimitió el domingo, mostró su "asombro" por las declaraciones del ministro italiano de Interior, Roberto Maroni, quien dijo ayer que pediría autorización para desplegar policías italianos en Túnez. "Al mismo tiempo que Túnez está fuertemente comprometida a preservar la relación de amistad y de cooperación con Italia y a promoverla, expresa su asombro ante esa posición", dijo la fuente a la agencia oficial.

Por su parte, las autoridades italianas culpan a las tunecinas de incumplir con los acuerdos bilaterales sobre migración ilegal. La situación será discutida esta semana, cuando está previsto que el ministro de Exteriores de Túnez realice una visita a Roma. El ministro italiano de Exteriores, Franco Frattini, tiene previsto viajar esta tarde a Túnez para entrevistarse con las autoridades del país. La jefe de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se entrevista hoy en Túnez con representantes del Gobierno de transición, los partidos políticos y la sociedad civil.

Entretanto, el Gobierno interino de Túnez, liderado por Mohamed Ghannouchi, se ha comprometido a atajar el problema. "Necesitamos discutir esto en el gabinete, una vez que hayamos sido alertados por el Gobierno italiano, porque todavía no hemos sido informados directamente", dijo ayer un portavoz del Ejecutivo interino del país africano, Tayeb Baccouche, quien señaló que "este es un problema para las fuerzas de seguridad".