Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La derrota electoral de Hamburgo culmina una semana complicada para Angela Merkel

La canciller alemán lamenta el "amargo" revés y lo achaca a las circunstancias regionales, mientras el ministro Guttenberg protagoniza un escándalo por supuesto plagios en su tesis doctoral

El irrisorio 21,9% de los votos obtenidos en Hamburgo truncó el domingo las esperanzas democristianas de regresar pronto a las aguas tranquilas del exitoso 2009. Fue una semana digna del desastroso 2010 para la CDU de Angela Merkel, que terminó con la aplastante derrota electoral en la ciudad-Estado. El reciente fracaso de la coalición regional entre CDU y Verdes no auguraba nada bueno para los de Merkel, pero tampoco sus peores resultados históricos en el Land. La CDU gobernaba Hamburgo desde 2001, tras cuatro décadas de alcaldías socialdemócratas. Rodeada de caras largas en la berlinesa Konrad-Adenauer-Haus, Merkel lamentó ayer la "amarga derrota" y, acto seguido, culpó a las "circunstancias" regionales y a la dimisión del anterior alcalde Ole von Beust (CDU), que dejó el puesto al ahora derrotado Christoph Ahlhaus. El socialdemócrata Olaf Scholz gobernará Hamburgo en solitario.

La otra contrariedad de la canciller había saltado el miércoles. La estrella de su Gabinete, el socialcristiano bávaro Karl-Theodor zu Guttenberg (CSU) protagoniza desde entonces un sonoro escándalo por supuesto plagios en su tesis doctoral. Sus críticos le llaman "Googleberg" y lo comparan con otro Barón alemán, el de Münchausen. Objeto de mofa pública y acusado de fraude, el ministro de Defensa renunció el viernes "temporalmente" al uso de su grado académico. La decisión no ha terminado con la polémica. Ayer tuvo que desmentir, mediante un portavoz, los rumores de dimisión. La web GuttenPlag continúa entre tanto publicando el resultado de la cacería de plagios desatada entre cientos de internautas alemanes. Ayer por la tarde señalaban plagios en 218 de las 475 páginas de la tesis doctoral fechada en 2006. La gran esperanza católica de los conservadores puede seguir contando con la artillería pesada del diario populista Bild, entregado a su defensa desde el principio.

Como los editoriales de Bild, la canciller Merkel diferencia al político Guttenberg del estudiante Guttenberg. Otros recuerdan cómo el propio Ministro sacó partido de su vida privada para promover la meteórica carrera que lo ha llevado, con 39 años, a convertirse el político más popular del país.

Menos cuestionable es el cariz marcadamente regional de las elecciones del domingo en Hamburgo. No obstante, la ciudad hanseática es mucho más que una aldea costera y su Parlamento regional es el primero de los siete que cambiarán este año. Si sigue sumando derrotas en los cruciales comicios regionales que le esperan en 2011, la CDU podría embarcarse en un verdadero debate de liderazgo en la capital.