Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rahm Emanuel gana la alcaldía de Chicago

El que fuera jefe de gabinete de Obama logra más del 50% de los votos

Rahm Emanuel, uno de los principales colaboradores del presidente Barack Obama en los últimos años, ha vencido a sus contrincantes en las elecciones locales de la ciudad de Chicago, según datos del comité electoral de esa ciudad. Después de ocho años en Washington, seis de ellos representando al Estado de Illinois en la Cámara de Representantes federal y los otros tres como jefe de gabinete de Obama, Emanuel se convierte en el primer alcalde judío de la ciudad y en el sucesor de Richard M. Daley, quien, como patriarca de una de las familias más poderosas de Chicago, ha gobernado la ciudad durante 22 años.

algo que le ha permitido evitar una segunda vuelta, venciendo cómodamente a Gery Chico, que fue jefe de gabinete del alcalde saliente Daley, ahora jubilado. "Gracias, Chicago, por esta victoria", dijo el alcalde electo después de recibir las llamadas de felicitación de sus contrincantes. "Hemos luchado de forma muy dura en estas elecciones, pero eso fue sólo el principio. No habremos ganado hasta que cada niño en esta ciudad vaya a clase pensando en sus estudios y no en la inseguridad en las calles".

Emanuel ganó con un 54% de los votos a su favor, algo que le permite evitar una segunda vuelta, venciendo cómodamente a Gery Chico, que fue jefe de gabinete del alcalde saliente, Richard M. Daley, ahora jubilado. "Gracias, Chicago, por esta victoria", dijo el alcalde electo después de recibir las llamadas de felicitación de sus contrincantes. "Hemos luchado de forma muy dura en estas elecciones, pero eso fue sólo el principio. No habremos ganado hasta que cada niño en esta ciudad vaya a clase pensando en sus estudios y no en la inseguridad en las calles".

Cuando, en 2008, los contrincantes de Barack Obama en las primarias y en las elecciones generales criticaban al actual presidente, le definían como un producto de la maquinaria política de Chicago, un monopolio de poder demócrata (el partido gobierna ininterrumpidamente la ciudad desde 1931) en el que los Daley han hecho y deshecho a su antojo desde 1955. Obama, nacido en Hawai, estudió en Nueva York antes de mudarse a Chicago a trabajar como organizador comunitario en 1985. Allí conoció a Emanuel.

Es a esa maquinaria política a la que ahora regresa Emanuel, después de haberse ganado en el Capitolio y la Casa Blanca la fama de ser un político eficiente y de fuerte carácter. Para su victoria no solo ha contado con el apoyo total de Obama; el ex presidente Bill Clinton, para quien también trabajó, pidió el voto para él en un acto conjunto celebrado en enero en Chicago. "Considero haber conocido a Rahm uno o dos de los tres factores principales que me llevaron a la presidencia", dijo de él Clinton.

Emanuel, sin embargo, tuvo que sortear un gran obstáculo para llegar al Ayuntamiento que ya es suyo: debido a su trabajo en Washington, tenía su residencia fijada en la capital federal. El 24 de enero una corte de apelaciones obligó a la junta electoral a quitar su nombre de las papeletas por considerar que no era un habitante de Chicago, como fija la ley que deben serlo los candidatos. Emanuel llevó el asunto a la corte suprema de Illinois y acabó logrando una revocación que le permitió presentarse a las elecciones.