Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las FARC extorsionan a venezolanos en Venezuela, según Estados Unidos

Un ganadero informó a la Embajada estadounidense sobre la coordinación entre la guerrilla y los agentes de Caracas

Un importante empresario ganadero de una zona venezolana fronteriza con Colombia se reunió en julio de 2008 con los diplomáticos estadounidenses para explicarles hasta qué punto las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) operaban de forma impune en territorio venezolano. La citada fuente, cuya identidad los telegramas piden proteger, explicó cómo trató de escapar del "sistema de extorsión de las FARC". Relató que en junio de 2006 recibió la llamada del "comandante Juan Carlos", del 45º frente guerrillero. "Pocos días después le fue enviada una carta en la que se incluían detalles precisos sobre su familia, su rutina diaria y sus actividades empresariales. Buscando consejo sobre cómo afrontar lo que consideraba una amenaza creíble, esta misma fuentese encontró con un veterano juez en San Cristóbal. El juez le dio dos números de móvil y le dijo que llamara inmediatamente. Esa noche, el empresario voló a Caracas con las instrucciones que le dieron por teléfono", señala el cable.

"Se dirigió hacia el barrio de Santa Mónica, en Caracas, en donde un coche lo llevó a una casa grande. Sobre el terreno, vio vehículos que pertenecían a la DISIP (Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención). Este organismo tiene su sede cerca de Santa Mónica y es conocido por operar en varias casas de seguridad. El empresario dijo que fue calurosamente recibido por un anciano, El Profesor, que afirmaba haber conocido a su padre. El Profesor se disculpó y se quejó de que las FARC se hubieran excedido. Dijo que este individuo era uno de 'los buenos muchachos' y que él se encargaría de todo. En la casa de seguridad,el empresario encontró al general Henry Rangel Silva, jefe del DISIP. Según su relato, Rangel Silva también se quejó de que las FARC estuvieran 'olvidando su lugar", indica el despacho.

La fuente de los diplomáticos estadounidenses"dijo que al día siguiente recibió instrucciones para llamar a 'Xiomara', que le ordenó encontrarse con ella esa tarde. El encuentro se produjo en las oficinas de Freddy Bernal, un ardiente chavista y alcalde del barrio Libertador de Caracas. Desde allí, Xiomara le condujo hacia adentro y, según el empresario, ella acusó a las FARC de molestar a un buen amigo del presidente Chávez. Desde entonces,este no ha sido molestado por las FARC".

Aunque los diplomáticos reconocen que no pueden comprobar la autenticidad de la historia, aseguran que "es de conocimiento general que el crimen organizado, las guerrillas izquierdistas y los paramilitares cazan en las zonas fronterizas de Venezuela". "La dificultad está en determinar qué organización está detrás de cada delito. A nuestro departamento de Agricultura han llegado historias similares que hablan de un clima de terror que ha tenido sus consecuencias en la producción agraria", concluye el informe.