Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gadafi amenaza con atacar "objetivos civiles y militares" en el Mediterráneo

El dictador libio considera la región zona de guerra y llama al pueblo libio a armarse contra lo que considera una "cruzada colonial injustificada"

Muamar el Gadafi responde a Occidente tras la operación militar lanzada este sábado contra sus tropas por Francia, Reino Unido y Estados Unidos. En un mensaje de audio emitido esta noche por la televisión estatal libia, el dictador ha asegurado que los intereses de los países del Norte de África y del Mediterráneo están en peligro de ahora en adelante y ha amenazado con atacar "objetivos civiles y militares" en esta región. Además, ha hecho un llamamiento a todos los libios a armarse y luchar en una revolución contra lo que considera una "cruzada colonial injustificada".

"Vamos a abrir los arsenales y armar a todos los libios", ha explicado, porque "el Mediterráneo y el norte de África se han convertido en un campo de batalla". Además, Gadafi ha acusado a las potencias occidentales que lideran el ataque de protagonizar una "segunda cruzada colonial", en referencia al bombardeo estadounidense de 1986, por lo que ha llamado a africanos, árabes, latinoamericanos y asiáticos a apoyar a Libia en este momento.

El dictador ha subrayado que Libia usará su derecho de autodefensa conforme al artículo 51 de la Carta de Naciones Unidas y ha resaltado que las operaciones aliadas son "injustificables" y "darán nacimiento a una guerra de religiones".

La breve intervención de Gadafi fue emitida de forma abrupta por la televisión libia, aunque la había anunciado con antelación. El canal interrumpió su programación y difundió el mensaje de audio sin presentación previa, con el fondo de una imagen del palacio de Gadafi en Trípoli destruido por la aviación estadounidense en 1986. Al concluir el mensaje, el presentador dijo: "Éste era el líder... el señor de Libia".

Tras su discurso, el Gobierno libio lanzó un comunicado para pedir una reunión urgente del Consejo de Seguridad de la ONU. La nota considera que "se trata de una agresión que amenaza la paz y la seguridad internacionales" y "deja sin efecto" la resolución del Consejo para imponer la exclusión aérea porque "está dejando víctimas civiles y daños en hospitales. Según el régimen, los bombardeos aliados sobre territorio libio han dejado un saldo de 48 muertos y 150 heridos en "zonas civiles".