Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey de Marruecos indulta a 148 presos de conciencia

La mayoría son islamistas. Otros 42 reos han visto reducida su condena en la mayor gracia real de la historia para presos políticos

Varios presos políticos celebran su liberación tras ofrecer una rueda de prensa en la sede del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH).
Varios presos políticos celebran su liberación tras ofrecer una rueda de prensa en la sede del Consejo Nacional de Derechos Humanos (CNDH). ZACARÍAS GARCÍA (EFE)

El rey Mohamed VI de Marruecos ha excarcelado hoy a 148 presos de conciencia, en su mayoría islamistas, así como a Chakib Al Khayari, defensor de los derechos humanos en el Rif. La condena de otros 42 presos ha sido acortada. Por otra parte, un tribunal de Casablanca ha puesto hoy en libertad a tres dirigentes saharauis independentistas pendientes de juicio desde octubre de 2009. Es la mayor gracia real de la historia concedida a presos políticos.

Mohamed VI ha concedido el indulto a petición del Consejo Nacional de Derechos Humanos, un órgano recién creado para asesorar al Gobierno en esta materia. El órgano se puso en pie apenas unos días después de que se iniciaran una serie de manifestaciones por todo el país reivindicando reformas democráticas. En Marruecos ha habido dos grandes convocatorias prodemocráticas, el 20 de febrero y el 20 de marzo. En esas manifestaciones, entre otras cosas, se pidió la liberación de los presos políticos. La siguiente está convocada para el 24 de abril.

La gran mayoría de los indultados son reos islamistas, algunos condenados en el marco del juicio contra la llamada célula de Belliraj y otros condenados en juicios que organizaciones internacionales de derechos humanos habían considerado injustos por falta de pruebas y escasa posibilidad de ejercer la defensa.

Entre los liberados figura Chakib al Khayari, condenado en 2009 a tres años cárcel tras haber denunciado reiteradamente la connivencia entre traficantes de droga en el Rif y autoridades locales, empezando por las fuerzas de seguridad. La prensa oficialista marroquí denostó a Al Khayari dando a entender que era colaborador del servicio secreto español CNI. Tanto Amnistía Internacional como Human Rights Watch habían pedido su liberación.

En cuanto a los tres saharauis, estos no se benefician del indulto o gracia real, sino que salen en libertad por decisión del tribunal de primera instancia de Casablanca. El más conocido de ellos es Ali Salem Tamek y los tres estaban acusados de atentar contra la seguridad del Estado, aunque nunca fueron juzgados. Estaban n la cárcel pendientes de juicio desde octubre de 2009.

Por otra parte, ha habido tensión en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la ampliación del mandato de la misión de Naciones Unidas en el Sáhara (MINURSO) para que tenga competencias en materia de derechos humanos. El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos así lo ha pedido, pero Francia se opone tajantemente. El abogado de los independentistas saharauis liberados hoy ha dado a entender que París habría pedido un gesto al rey de Marruecos a cambio de parar en seco la propuesta del Alto Comisionado.