Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suiza revela las cuentas multimillonarias de los dictadores árabes

Muamar el Gadafi tiene allí 281 millones de euros, el expresidente egipcio, Hosni Mubarak 320, y el depuesto presidente tunecino, Ben Ali, 47

Suiza ha encontrado 280.853.000 euros en activos potencialmente ilegales del dictador libio Muamar el Gadafi y su círculo cercano, según ha anunciado el Ministerio de Exteriores suizo. La cifra languidece comparada con los 319.860.000 euros que guardaba en el país transalpino el depuesto presidente egipcio, Hosni Mubarak, que hace que incluso los 46.808.800 localizados por las autoridades a nombre de Zine el Abidine Ben Ali, el expresidente tunecino que se vio obligado a dejar el poder el 14 de enero, parezca una menudencia. Lo que ocurría, de acuerdo a la ministra de Exteriores suiza, Micheline Calmy-Rey, es que no tenían "muy buenas relaciones con este régimen".

"Estas cantidades están congeladas en Suiza de acuerdo a las órdenes de bloqueo del Gobierno en relación a activos potencialmente ilegales", ha explicado el portavoz de Exteriores, Lars Knuchel. Los nuevos responsables de Túnez y Egipto tras las caídas de sus dirigentes están en contacto con las autoridades judiciales helvéticas sobre sus peticiones formales para que les sean devueltos los fondos y las propiedades congeladas, como ha relatado Knuchel.

En el caso de Libia, donde las revueltas populares contra Gadafi han acabado en conflicto armado con intervención de la OTAN, todavía no se ha iniciado ninguna conversación al respecto, aunque algunos países han pedido que los fondosse utlicen parafinanciara los rebeldes.

Suiza había anunciado previamente que congelaría cualquier activo relacionado con los tres dictadores magrebíes, para lo que entidades financieras y otras instituciones han debido informar a las autoridades. Según los documentos que han facilitado, las cantidades eran bastante "estables". Knuchel no ha dado detalles, sin embargo, sobre los bancos o los cantones (estados suizos) en los que tenían sus cuentas o sus propiedades inmobiliarias.

Gadafi negó tener dinero en Suiza

El Ministerio de Exteriores libio negó recientemente que Gadafi tuviese cuentas en Suiza o en ningún otro paraíso fiscal. Lo cierto es que en 2008 las relaciones entre Libia y el país helvético se tensaron por un incidente protagonizado por Hanibal, uno de los hijos del dictador. Ginebra le detuvo por abusar de dos empleados domésticos, aunque los cargos fueron retirados tras un acuerdo secreto entre las partes. En represalia, Libia sacó más de 390.000 millones de euros de los bancos suizos, detuvo la exportación de petróleo al país y retuvo durante más de un año a dos hombres de negocio suizos.

Suiza se está esforzando últimamente por mejorar su imagen como paraíso para fondos de dudosa procedencia. Ha congelado fondos del depuesto presidente de Costa de Marfil, Laurent Gbagbo, del filipino Ferdinand Marcos y del nigeriano Sani Abacha, adelantándose a los tribunales internacionales. En el sumario de este último, aunque el proceso legal duró entre cuatro y cinco años, devolvieron al país más de 624 millones de euros. Ahora, han comenzado las diligencias para restituir a Haití los fondos de Jean-Claude Duvalier, congelados desde 1986.