Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Un grupo de escritores peruanos firma un manifiesto contra el regreso del fujimorismo

Entre ellos se encuentran el Nobel Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, Fernando Iwasaki o Santiago Roncagliolo

Un grupo de más de un centenar de escritores de Perú ha publicado una carta para expresar su rechazo "ante la amenaza que, contra la democracia y la libertad de los peruanos, supone la posible resurrección de la dictadura fujimorista". El manifiesto se presenta a poco más de una semana de la segunda y definitiva vuelta electoral para los dos aspirantes a la presidencia del país andino: Keiko Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori condenado a 25 años de prisión por delitos de lesa humanidad; y el nacionalista Ollanta Humala, un ex militar que intenta a toda costa librarse del tufo chavista que lo acompaña desde los comicios de 2006. Desde hace más de una semana, Fujimori encabeza las encuestas a pesar del viraje de Humala al centro político.

Los intelectuales, entre los que se hallan el Nobel Mario Vargas Llosa, Alfredo Bryce Echenique, Fernando Iwasaki o Santiago Roncagliolo, sostienen que "el régimen de Alberto Fujimori marcó el periodo más siniestro en la historia de nuestros gobiernos republicanos. Fue una década criminal cuyas funestas consecuencias no debemos olvidar, relativizar ni pasar por alto. En los últimos años, el mayor triunfo de la democracia peruana ha sido el rechazo a esa dictadura, el procesamiento judicial de sus líderes y el castigo legal a los innumerables delitos y crímenes contra la humanidad que cometió. El Perú debe rechazar una vez más la impunidad y reforzar su fe en una democracia con justicia para todos y con posibilidades de progreso dentro de un orden legítimo".

Miedo a Humala

La carrera electoral peruana se ha crispado sobremanera desde que en las últimas semanas los sondeos empataron a los candidatos y, más tarde, dieron la ventaja a la candidata de Fuerza 2011. Han salido a relucir desde entonces todos los viejos rencores de la política peruana acompañados de sus respectivas campañas de descrédito personal. El miedo a que haya un retroceso del modelo económico de libre mercado que ha permitido al país batir todas las marcas de crecimiento regional en manos de un Gobierno nacionalista es lo que está lastrando la popularidad de Humala y, al mismo tiempo, alimentando la de Keiko Fujimori.

Aunque los firmantes aseguran que vienen de "lugares muy distintos del espectro político peruano" y que "tienen ideas divergentes sobre cómo debería ser el manejo económico y social del Perú", todos hacen un llamamiento "a la sociedad a mantener su poder de representación, rechazando el regreso de la dictadura y solidificando, mediante el voto por Ollanta Humala, con una actitud activa y vigilante, nuestro orden democrático". "Humala ha jurado públicamente defender esos principios. Creemos que nuestro deber en este momento es escuchar ese juramento y que nuestra obligación inmediatamente posterior será vigilar su cumplimiento. El presente nos ha dejado con esa alternativa que es la vía válida de oposición a la reinstauración de la dictadura", añaden.