Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete

Chávez anuncia que tiene cáncer

El presidente de Venezuela explica que ha tenido que someterse a una segunda operación para extraer células cancerígenas

Las sospechas resultaron ciertas: Hugo Chávez tiene cáncer. El presidente venezolano ha decidido decírselo él mismo al país, a través de un mensaje de 15 minutos que la televisión nacional transmitió en diferido este jueves por la noche (hora local). Casi tan delgado como cuando asumió el poder en 1998, Chávez ha confesado que los estudios médicos a los que fue sometido, después de que se le practicó una cirugía de emergencia el 11 de junio pasado en La Habana a causa de un "absceso pélvico", "confirmaron la existencia de un tumor abscesado con presencia de células cancerígenas, lo cual hizo necesaria la realización de una segunda intervención quirúrgica, que permitió la extracción total de dicho tumor". La mala nueva, no dijo cuándo, se la dio a él Fidel Castro.

"Desde que el mismo Fidel Castro en persona (...) vino a anunciarme la noticia del hallazgo cancerígeno, comencé a pedirle a mi señor Jesús; al Dios de mis padres, diría Simón Bolívar, al manto de la Virgen, diría mi madre Elena; a los espíritus de la sabana (...) para que me concedieran la posibilidad de hablarles (...) desde este camino empinado por donde siento que voy saliendo ya de otro abismo", ha contado Chávez a la audiencia. El presidente venezolano ha estado en Cuba desde el 8 de junio pasado, luego de una gira que comenzó el día 5 por Brasil y Ecuador. El próximo martes 5 de julio cumplirá un mes fuera de Caracas y aún no hay certeza de cuándo regresará al Palacio de Miraflores.

En otro vídeo, transmitido hoy por la televisión oficial, Chávez sí deja claro que no está dispuesto a delegar la Presidencia durante el tiempo que tome su recuperación. El 14 de junio pasado, la mayoría oficialista en la Asamblea Nacional autorizó a Chávez a gobernar desde Cuba, a pesar que la Constitución establece que en casos de ausencia temporal del Jefe del Estado éste debe ceder el poder el Vicepresidente Ejecutivo.

Y así lo ha hecho Chávez: en la nueva grabación, fechada el miércoles 29 de junio, aparece dando instrucciones de Gobierno, cantando, impostando una sonrisa y mostrando la portada del libro que relee en este instante: "Así hablaba Zaratustra". Se le ve más enérgico que en el vídeo donde admite su enfermedad. Le acompañan en esas tomas tres de los hombres con opción de controlar el poder en su ausencia: el canciller Nicolás Maduro; su hermano mayor y gobernador del Estado llanero de Barinas, Adán Chávez; y el general Henry Rangel Silva, jefe del Comando Estratégico Operacional y único intermediario entre el Presidente y las tropas de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

"(Los militares) se negarán a obedecer cualquier intento de echar abajo la revolución democrática. ¡Adelante mi querida FAN!", se escucha decir a Chávez en una de las secuencias, luego de anunciar que recién había firmado el decreto de ascensos militares que corresponde a este año. De regreso por Caracas, el mismo general Rangel Silva ha repetido hoy el mensaje: "Los miembros de la Fuerza Armada tenemos esa convicción democrática que nos ha llevado a mantener esa condición de institución garante de la Constitución Nacional".

Además de las riendas del Gobierno, en la nueva fe de vida presentada hoy por el canal del Estado, Chávez también retoma su saludo de siempre al despedirse: "Patria, socialismo o muerte. Venceremos". En la grabación transmitida la noche anterior, en la que se declaraba enfermo, prefirió decir: "Por ahora y para siempre Viviremos y venceremos. Muchas gracias. Hasta el retorno", antes de que su imagen lánguida se diluyera en la coletilla que suele anunciar el fin de los mensajes oficiales.

Desde que concluyó el mensaje presidencial del jueves por la noche, la estatal Venezolana de Televisión no ha dejado de transmitir una propaganda en la que, a ritmo congas y trompetas estridentes, se repite una y otra vez el mensaje "Pa'lante, comandante". El vicepresidente Elías Jaua, que de facto está a cargo del Gobierno, los ministros, y los presidentes de todos los poderes públicos (Judicial, Legislativo, Electoral y Ciudadano), también han se han apurado a declarar su fidelidad a Chávez y a la revolución y a exigir la unidad del chavismo en este momento de crisis, pero sin la música de fondo. Todos declaran estar dispuestos a esperar a Chávez el tiempo que sea necesario. "Hasta luego, Presidente y ya sabe: ya vencimos", le ha dicho hoy a las cámaras la presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales.