Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel construirá miles de viviendas en Jerusalén Este

El ministerio de Interior aprueba 1.600 viviendas en un asentamiento israelí

El Ministerio del Interior israelí ha dado su aprobación definitiva a la construcción de 1.600 viviendas en Ramat Schlomo, un barrio en Jerusalén oriental con una creciente colonia de judíos ultraortodoxos. Fatah, el partido dominante en la Autoridad Palestina, ha acusado a Israel de "resolver sus problemas sociales y económicos a costa del territorio palestino", en referencia a la demanda de viviendas accesibles por parte de los "indignados".

El ministro, Eli Yishai, dirigente del partido ultraortodoxo sefardí Shas, también ha sugerido, con cierto cinismo, que la decisión se ajustaba a las demandas de los "indignados" que el sábado se manifestaron masivamente en todo el país: "La gente necesita vivir y no hay espacio en Rehavia o Nahlaot [barrios en Jerusalén occidental], construimos donde podemos", ha dicho. Ha añadido, sin aparente sarcasmo, que "si hubiera proyectos de viviendas para árabes, también los aprobaría".

El departamento de Yishai disponía ya de otros dos planes para proseguir la colonización de Jerusalén oriental y separar por completo la ciudad del resto de Cisjordania con un anillo de barrios israelíes. Uno de los proyectos en trámite incluía 2.000 viviendas en Givat Hamatos (sur); el otro, 625 viviendas en Pisgat Zeev (noreste). Hace dos semanas recibió aprobación definitiva una promoción de 930 viviendas israelíes en Har Homa, también en la zona este de la ciudad.

La urbanización de Ramat Schlomo recibió su primera autorización administrativa en marzo del año pasado, coincidiendo con una visita oficial a Israel del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. Washington consideró ofensivo que sus intentos por conseguir la detención del proceso colonizador fueran desairados de forma tan rotunda, y las relaciones de la Casa Blanca con el Gobierno de Benyamin Netanyahu sufrieron un daño irreversible. La ocupación israelí de Jerusalén oriental, desde 1968, es considerada ilegal por la ONU.

Además de la nota de protesta de Fatah, el jefe del equipo negociador de los palestinos, Saeb Erekat, ha declarado que "la nueva expansión de los asentamientos ilegales en Jerusalén oriental demuestra que el Gobierno israelí está decidido a invertir en la ocupación, no en la paz".