Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Islandia procesa a un ex primer ministro por su responsabilidad en la crisis

El político se arriesga a una pena máxima de cárcel de dos años si fuese juzgado culpable

El tribunal especial islandés competente para juzgar a ministros -el Landsdomu- ha empezado esta mañana el proceso al ex primer ministro Geir Haarde, acusado de no haber evitado el colapso financiero que golpeó el país nórdico en 2008. Haarde se ha declarado inocente en su comparecencia ante el Landsdomu, que se reunió por primera vez en esta ocasión desde su institución. Antes de entrar en la sala, el político definió el juicio una "farsa". Dados los cargos que se le imputan, Haarde se arriesga a una pena máxima de cárcel de dos años si fuese juzgado culpable.

El Parlamento islandés (Althingi) dio luz verde al proceso hace un año, siguiendo el consejo del informe de una comisión investigadora creada para determinar las responsabilidades en la crisis. En esa misma votación, el Parlamento exculpó a tres exaltos cargos de su Gobierno, un conservador y dos socialdemócratas, en contra del parecer de la comisión investigadora. Paralelamente, avanza también una investigación para aclarar las responsabilidades en el sector banquero.

Haarde, que tiene 60 años, es acusado de negligencia en su gestión en el periodo previo al estallido de la crisis, especialmente por la falta de una supervisión adecuada sobre el sector financiero. En el punto álgido de la burbuja, los bancos islandeses llegaron a tener activos equivalentes a diez veces el PIB islandés. Los tres principales bancos del país -Landsbanki, Kaubpthing y Glitnir- quebraron en el otoño de 2008. El ex primer ministro se declara inocente ante los cargos y mantiene que la decisión de no rescatar a esos bancos salvó a Islandia de la quiebra.

Desde el punto de vista legal, la defensa de Haarde alega que la acusación "carece de fundamento objetivo y de argumentos jurídicos, e inculpa [de los hechos] a una sola persona sobre bases arbitrarias".

Líder del Partido de la Independencia, Haarde fue primer ministro en un Gobierno de coalición desde 2006 hasta principios de 2009. El Parlamento islandés es ahora controlado por fuerzas progresistas.