Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ocupación israelí cuesta 5.000 millones a los territorios palestinos

El ministro de Economía de la Autoridad Nacional Palestina presenta el primer informe económico de los territorios

Un joven palestino hace vasijas de arcilla en un taller en Gaza
Un joven palestino hace vasijas de arcilla en un taller en Gaza REUTERS

“Si terminara la ocupación, el Producto Interior Bruto de la economía palestina se triplicaría”, ha asegurado hoy el ministro de Economía de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Hasan Abu Libdeh, durante la presentación en Ramala del primer informe oficial que cuantifica el coste de la ocupación israelí. Un trabajo realizado en colaboración con el Instituto de Investigación Aplicada de Jerusalén (ARIJ).

De acuerdo al estudio, los palestinos dejaron de percibir el año pasado casi 7.000 millones de dólares (5.057 millones de euros), lo que supone cerca de un 85% de su PIB. “Ninguno de estos costes tienen que ver con razones de seguridad como argumenta Israel”, ha afirmado Yad Isaac, director del ARIJ. A su juicio, están relacionados con "la falta de infraestructuras, la limitación de movimientos para los palestinos y su escaso acceso a los recursos”. Una afirmación cuestionada por economistas israelíes como Gil Feiler, de la Universidad de Bar Ilan, en Tel Aviv. “ Hay algunas empresas palestinas que importan y exportan desde Cisjordania pero esto no lo reconocen”, ha asegurado.

En este sentido, los responsables del informe han afirmado que Israel es el gran beneficiario de la utilización mayoritaria del agua, la tierra o la minería, por ejemplo en el Mar Muerto, con grandes explotaciones para la fabricación de cosméticos, en manos de una única empresa israelí en régimen de monopolio. Beneficios para unos y perjuicios para otros, según Abu Libdeh, que cifra en 4.500 millones de dólares (3.315 millones de euros), el 56% del producto nacional bruto, las pérdidas para la economía palestina.

Sin embargo, los responsables del estudio han advertido de que el coste económico es probablemente mayor pero que han preferido limitar su ratio de estudio a lo que han podido cuantificar con certeza.

La ocupación no solo impide el crecimiento de la economía palestina, también afecta las cuentas fiscales

Entre los mayores daños para las finanzas palestinas, está el férreo bloqueo a Gaza, impuesto por Israel en 2007 y que le supone a la economía palestina un coste de 1.900 millones de dólares (1.400 millones de euros) Según el informe, el suministro eléctrico es intermitente y el comercio portuario es prácticamente inexistente. “Llevamos años intentando abrir un puerto de mar importante en Gaza pero los israelíes nos lo impide", ha comentado el ministro de Economía.

La ocupación no solo impide el crecimiento de la economía palestina, también afecta las cuentas fiscales, según los economistas de la ANP. "Sin la ocupación, tendríamos superávit fiscal saludable y no necesitaríamos la ayuda de donantes", ha asegurado el ministro.

Afirmación que contrasta con las recomendaciones del último informe del Fondo Monetario Internacional, que anima a los palestinos a poner en práctica políticas de austeridad económica y fiscal, “pues no tiene capacidad para pedir más dinero prestado a los bancos, a la vez que sigue pagando los intereses de la deuda si no llegan las ayudas”.

Para Gil Feiler hay un problema básico, la corrupción: “Es verdad que los israelíes asfixiamos la economía palestina hasta los años 90, pero a partir de ahí dejamos de hacerlo, y sin embargo no se dice nada del desvío de fondos a los bolsillos de algunos dirigentes de la burocracia palestina”, concluye.