Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Saleh advierte de una guerra civil en Yemen si él abandona el poder

El presidente yemení asegura que no se irá a no ser que lo hagan también sus principales rivales

"Sería como ceder a un golpe de Estado", afirma Saleh

Avisa a Estados Unidos de que su marcha dejaría Yemen en manos de Al Qaeda

Foto publicada por el Gobierno de Yemen el jueves en la que se ve al presidente Ali Abdalá Saleh reunido con clérigos en Saná. Ampliar foto
Foto publicada por el Gobierno de Yemen el jueves en la que se ve al presidente Ali Abdalá Saleh reunido con clérigos en Saná. EFE

El presidente de Yemen, Alí Abdalá Saleh, ha advertido contra el peligro de una guerra civil en su país si la nueva oposición al régimen, formada por sus antiguos aliados, concurre a unas elecciones en caso de que él abandonara el poder. En una entrevista con la revista Time y The Washington Post, el presidente afirma que no se irá si no se marchan también sus opositores.

Saleh explica en la entrevista que el plan presentado por el resto de monarquías del Golfo para diseñar una transición pacífica en el pequeño país tenía previsto que “todos los elementos” que causan las tensiones en Yemen serían apartados. Saleh advierte de que no cumplir esta condición dará lugar a una guerra civil.

El principal rival de Saleh es ahora el general Alí Moshin y el clan Ahmar, que se volvió contra el presidente y se puso al frente de la revuelta popular iniciada en Yemen al calor de la primavera árabe. Saleh se niega a dejar el poder si a Ahmar se le permite concurrir a las elecciones o mantener su rango militar. “Si esto sucediera, significaría que hemos cedido ante un golpe de Estado”, dijo Saleh.

Estas son las primeras declaraciones del presidente Saleh tras su regreso a Yemen, hace hoy justamente una semana, después de tratarse en Arabia Saudí de las heridas y las quemaduras sufridas en un ataque contra la residencia presidencial en Saná el pasado mes de junio. Saleh aún tiene cicatrices en el rostro. El presidente prometió investigar si Ahmar está relacionado con el intento de asesinato de él y su familia. Asimismo, culpó al general de la represión violenta de las protestas.

Según el presidente de Yemen, Estados Unidos está ayudando a las fuerzas de seguridad del país a combatir el nuevo frente de Al Qaeda en el sur. El martes pasado, el ministro de Defensa de Yemen sufrió un ataque terrorista en esta zona.

“Me dirijo al público americano”, dice Saleh en la entrevista. “Quiero hacer una pregunta: ¿mantienen aún su compromiso de continuar las operaciones contra los talibán y Al Qaeda? Si es así, está bien. Pero lo que vemos es que nos presiona América y la comunidad internacional para acelerar el proceso de cambio de poder. Y sabemos a dónde va ese poder. Va a Al Qaeda, que está directa y completamente relacionada con los Hermanos Musulmanes”.

 

Más información