Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OTAN captura en Afganistán a un jefe de la red Haqqani

Las fuerzas de la coalición detienen en el este del país a Haji Kahn, un veterano líder del grupo terrorista

Fotografía facilitada el 30 de septiembre de 2011 y fechada el 28 de septiembre que muestra a unos miembros de la milicia privada antitalibán (i) haciendo labores de vigilancia junto a unos soldados paquistaníes (d) en la demarcación paquistaní de Khyber, fronteriza con Afganistán. Ampliar foto
Fotografía facilitada el 30 de septiembre de 2011 y fechada el 28 de septiembre que muestra a unos miembros de la milicia privada antitalibán (i) haciendo labores de vigilancia junto a unos soldados paquistaníes (d) en la demarcación paquistaní de Khyber, fronteriza con Afganistán. EFE

La misión de la OTAN en Afganistán ha informado hoy de la detención en el este del país de un importante dirigente de la red terrorista Haqqani, un activo grupo insurgente afgano que EE UU considera ligado a los servicios secretos paquistaníes. Haji Mali Khan es "el tío de Siraj y Badrudín Haqqani... uno de los máximos jefes de la red Haqqani y uno de los ancianos más reverenciados en el clan Haqqani", ha dicho la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) en un comunicado.

khan fue detenido a principios de esta semana en el transcurso de una operación de las fuerzas multinacionales en el distrito de Jani Khail, de la provincia oriental de Paktya. Según la ISAF, dirigía bases y operaciones tanto en Afganistán como en Pakistán, y ordenaba el movimiento de fuerzas a través de las fronteras para realizar ataques, transferir fondos y fuentes de suministros. La OTAN lo califica como " el jefe Haqqani más importante en Afganistán".

"Mali Khan había sido emisario entre la red Haqqani y los talibanes paquistaníes, que proporcionaban milicianos extranjeros -incluidos uzbecos- a los talibanes (afganos) y la red Haqqani", ha asegurado la misión en su comunicado.

De acuerdo con esa versión, el año pasado Mali Khan estableció un campo de entrenamiento insurgente en las áreas tribales de Paktya, y se dedicaba en la actualidad a controlar las transferencias de dinero y la adquisición de suministros.

Aunque fuertemente armado, el líder insurgente no opuso resistencia a su detención en la operación

Aunque fuertemente armado, el líder insurgente no opuso resistencia a su detención en la operación, durante la cual también fueron arrestados "múltiples insurgentes", entre ellos su guardaespaldas y su ayudante principal.

La detención del líder insurgente llega cuando su red está en el eje de nuevas tensiones entre Pakistán y Estados Unidos, cuyas autoridades han acusado al aparato del espionaje paquistaní de usar a los Haqqani como uno de sus "brazos". Los talibanes, a quienes la red Haqqani han jurado lealtad, han negado la captura de Khan.

La red tiene supuestamente su base principal en la región tribal paquistaní de Waziristán del Norte, fronteriza con Afganistán, y desde allí planea y lanza tanto ataques contra las tropas internacionales desplegadas en el país vecino como atentados.

Debilitar a la red Haqqani es una de las prioridades de la misión de la OTAN: en 2011, sus fuerzas han llevado a cabo más de 500 operaciones durante las que han muerto veinte supuestos militantes del clan y unos 1.300 han sido detenidos.

"La captura de Haji Mali Khan es un paso significativo para desbaratar a la red Haqqani", afirmó hoy la ISAF.