Amanda Knox regresa a EE UU tras conocer su absolución

La Fiscalía ya ha comunicado su intención de apelar ante el Tribunal de Casación

Amanda Knox, en la comparecencia de prensa en el aeropuerto de Seattle. / TED S. WARREN (AP)

Amanda Knox está en casa. A las 2 de la madrugada, hora peninsular, ha llegado a Seattle, su ciudad natal, procedente del aeropuerto de Heathrow. A las 11 de la mañana, hora peninsular, la joven acusada de asesinar a su compañera de piso, Meredith Kercher de 21 años, en un brutal crimen hace cuatro años en Perugia embarcó a bordo de un avión de British Airways rumbo al aeropuerto londinense de Heathrow. Su exnovio, el también sospechoso Raffaele Sollecito, ha viajado hasta el pueblo de su familia, Giovinazzo, en la región sureña italiana de la Apulia.

A su llegada al aeropuerto de Seattle, Knox ha comparecido ante los medios y sin apenas poder contener las lágrimas ha agradecido a las personas que la han defendido y que han apoyado a su familia. "Quiero dar las gracias a todos los que creyeron en mí, me defendieron y me apoyaron, a mí y a mi familia", ha dicho. "Mi familia es lo más importante para mí ahora y por eso quiero estar con ellos", ha añadido. Sus padres, Curt y Edda, han hablado antes que ella y también lo han hecho para agradecer el apoyo a su hija, en lo que su abogado ha calificado como "un maratón de pesadillas".

"Quiero dar las gracias a todos los que creyeron en mí, me defendieron y me apoyaron, a mí y a mi familia"

La familia Kercher también ofreció una conferencia de prensa poco después de conocerse la noticia de la absolución. "La principal decepción es saber que hay alguien fuera que lo ha hecho". Con cierto tono resignado, Stephanie Kercher, hermana de la joven asesinada, mostró su frustración y la de su familia por no saber quién está detrás del crimen tras la puesta en libertad de los dos principales sospechosos hasta la fecha.

"La principal decepción es saber que hay alguien fuera que lo ha hecho", comenta resignada Stephanie Kercher, hermana de la víctima

"Hemos dicho siempre que no queremos que se acuse a las personas equivocadas", añadió Stephanie quien considera que "no pueden perdonar hasta que no se encuentre al culpable". La familia Kercher mostró también su gratitud por la gente que les ha apoyado. "Estamos muy agradecidos por el apoyo que hemos recibido, no sólo parte del pueblo italiano también por la gente de todo el mundo", comunicó la hermana de la víctima.

Amanda Knox sonríe en el aeropuerto Leonardo Da Vinci, mientras se dispone a regresar a su ciudad natal, Seattle. / ANSA (REUTERS)

Tras esta absolución, se prevé que los abogados del ahora único culpable de la muerte de Meredith, el marfileño Rudy Guede, pidan reabrir el caso, pues éste había sido condenado en una sentencia en firme a 16 años de cárcel al considerar que fue él quien asesinó a la joven británica durante un "juego sexual", pero con la participación de Knox y Sollecito. Por su parte, el fiscal italiano Giuliano Mignini ya ha comunicado su intención de apelar ante el Tribunal de Casación, tercera y última instancia en Italia.

"Knox, Sollecito y Guede”, explicaron los fiscales, “bajo el efecto de estupefacientes y quizá del alcohol, decidieron implicar a Meredith en un fuerte juego sexual”

Los interrogantes entorno al caso siguen en pie. Si no fue Amanda, ¿quién mató a Meredith? La sentencia absolutoria dictada ayer por el tribunal de apelación de Perugia no solo convirtió en víctimas a la norteamericana Amanda Knox y al italiano Raffaele Sollecito -han pasado cuatro años en prisión por un crimen que no cometieron-, sino que también dejó sin justicia a la joven inglesa Meredith Kercher, asesinada de 43 puñaladas el 2 de noviembre de 2007.

Hay todavía una víctima más: el sistema judicial italiano, cuyas vergüenzas fueron retransmitidas ayer en directo a todo el mundo por las principales cadenas de televisión. No hay que olvidar que Amanda Knox y su ex novio Raffaele Sollecito habían sido condenados en 2009 a 26 y 25 años de prisión, respectivamente, por un crimen horrendo cometido en compañía del marfileño Rudy Guede.

Según la sentencia, “Meredith fue asesinada de forma impresionante por tres furias desencadenadas”

Según ellos, la noche entre el 1 y el 2 de noviembre de 2007, Amanda, Raffaele y Rudy llegaron juntos al piso de vía della Pergola y se encontraron con Meredith, que compartía piso con Amanda y otras dos jóvenes más. “Knox, Sollecito y Guede”, explicaron los fiscales, “bajo el efecto de estupefacientes y quizá del alcohol, decidieron llevar a cabo el proyecto de implicar a Meredith en un fuerte juego sexual”. La joven inglesa trató de negarse, por lo que fue agredida “en un crescendo incontrolado, imparable, de violencia y juego sexual que acabó con la muerte de la muchacha británica”. Según la sentencia, fue Amanda Knox la autora de la cuchillada mortal mientras su novio, Raffaele Sollecito, de 23 años, sujetaba a Meredith. “Meredith fue asesinada de forma impresionante por tres furias desencadenadas”. El marfileño Guede, que según los fiscales fue el autor de la violación, también fue condenado, pero en un juicio rápido, de ahí que ayer no fuera revisada su sentencia.

El tribunal de apelación de Perugia, que se reunió durante casi 12 horas, no explicó los motivos por los que pasó de 26 años de condena a la libre absolución. Solo declaró que dejaba en libertad a Amanda y a Raffaele por “no haber cometido” los hechos que se le imputaban. Eso sí, condenó a la norteamericana a tres años por haber calumniado a Patrick Lumumba, un músico congoleño al que acusó de haber cometido el crimen. Si bien Knox no tendrá que cumplir al haber pasado ya más de ese tiempo en prisión. Tanto hace dos años como ahora, el proceso estuvo rodeado de un gran interés mediático.

Tras conocer la absolución, las familias de Amanda y Raffaele gritaron de felicidad. Por una calle lateral, sin que apenas las cámaras se fijaran en ellas, se marcharon la madre y la hermana de Meredith. A seguir esperando justicia. A seguir manteniendo viva la memoria de una muchacha de 21 años que fue feliz en Perugia hasta la noche del 1 de noviembre de 2007. La justicia italiana tiene ahora que contestar una pregunta. Si no fue Amanda, ¿quién fue?.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Avatar
Corresponsal en Italia y el Vaticano

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana