América toma el relevo de las protestas

Nueva York, Buenos Aires, Santiago de Chile mantienen la tensión tras la marea europea

Varios vehículos arden hoy en el centro de Roma, durante la marcha de los indignados / MASSIMO PERCOSSI (EFE)

América toma el relevo de las protestas mundiales de los indignados. Más de 2.000 personas han protagonizado la protesta en Nueva York, informa David Alandete. Por su parte, Ocupa DC  recorrió la mañana del sábado el centro de Washington camino a las sucursales de Bank Of America. En la de Dupont Circle cerraron antes de que llegaran a cerrar sus cuentas como acto de protesta, informa Cristina Fernández-Pereda. En Santiago de Chile miles de ciudadanos de todas las edades y sobre todo jóvenes bajo un calor insoportable participan en la movilización. Están presentes múltiples organizaciones ciudadanas. Incluso hasta hinchadas de equipos de fútbol marchan hacia La Moneda. informa Rocío Montes. En Buenos Aires ya se ha iniciado la protesta, cuyo destino es la plaza de Mayo. 

Los indignados de todo el mundo han tomado las calles de decenas de ciudades este sábado para protestar contra los bancos y los políticos, a los que acusan de provocar la crisis de la economía global y condenar a millones de personas al desempleo y la pobreza. Las primeras protestas comenzaron en Oceanía y Asia, y ya por la mañana las movilizaciones recorrían las calles de Fráncfort, Ámsterdam y Londres y se propagaron por las capitales europeas.

En torno a un millar de indignados se reunieron frente a las escalinatas de la catedral de San Pablo, en Londres, al impedir la policía que tomaran la cercana sede de la Bolsa de Londres. Policías y guardias privados cerraron los accesos a la plaza del Padrenuestro alegando que se trata de una propiedad privada y que se ha revocado la licencia que permitía el acceso del público.

Los indignados decidieron entonces quedarse de acampada frente a la catedral mientras grupos de ellos iban dando simbólicamente vueltas alrededor de la manzana en la que están las instalaciones de la bolsa. Uno de los momentos cumbre de la protesta fue cuando Julian Assange, fundador de Wikileaks, compareció ante los reunidos, a los que dirigió unas breves palabras en las que criticó la decisión policial de impedir el acceso de los manifestantes a la bolsa de Londres.

Pero es en Roma donde la situación se salió de control. Un grupo de violentos lanzó bombas de papel y quemado contenedores de basura y algunos coches, lo que provocó la carga de la policía. La  calle Tasso de Roma, cerca del San Juan en Laterán -a dónde estaba previsto llegar la manifestación- se llenó de humo tanto del fuego como de los gases lacrimógenos, informa Lucia Magi. Los indignados pacíficos silbaron y abuchearon a los encapuchados. Unos 200 jóvenes refugiados bajo una estatua de San Francisco gritaban:"No violencia". Muchos aplaudieron cuando la Policía o la Guardia financiera detuvo a algún violento.

Los bomberos lograron controlar el fuego que quemó dos plantas de un edificio del ministerio de la Defensa en la calle Labicana de Roma. Se trata de un cuartel ahora vacío, al que se le derrumbó el techo debido a las llamas.

En Berlín, el buen tiempo acompañó a los manifestantes berlineses, que recorrieron la avenida histórica de Unter den Linden con parsimonia de paseantes. Esto deslució un poco la protesta, que se dispersó hasta el punto de que nadie era capaz de decir cuánta gente se había reunido, informa Juan Gómez. Está claro que fueron miles, seguramente más de 10.000. Coreaban lemas en griego, en español, en inglés y en alemán. Las pancartas y las banderas también daban testimonio de la diversidad de motivaciones, procedencias e ideologías. Además de algunos radicales de izquierda vestidos de negro, los llamados “autónomos”, había representantes de los partidos parlamentarios de centro-izquierda y gente que se decía “apolítica”.

La marcha transcurrió con tranquilidad, con músicas diversas y entre la simpatía de buena parte de los viandantes. Muchos manifestantes eran gente de clase media, mayoritariamente joven y poco radical en su comportamiento o sus puntos de vista. Las únicas situaciones de tensión se produjeron cuando un grupo de manifestantes se acercó al gran edificio del Reichstag, sede parlamentaria federal, al grito de “ocupemos el Reichstag”. La policía les cortó el paso y hubo algunos rifirrafes que no pasaron a mayores.

Alrededor de un millar de manifestantes marcharon también por el centro de Fráncfort, en dirección a la sede del Banco Central Europeo (BCE), con pancartas de protesta contra la especulación financiera y el poder de los mercados bancarios. La marcha estuvo encabezada con una pancarta con el lema "Estáis especulando con nuestras vidas", mezclada con otros carteles con frases como "Estáis malversando nuestro futuro".

Se trata de la previsiblemente mayor entre las marchas anunciadas este sábado en las principales ciudades alemanas, desde la capital, Berlín, a Colonia, Múnich, Hamburgo, Hannover y Stuttgart con lemas parecidos y en contra del poder banquero.

En Holanda, las manifestaciones reunieron alrededor de 2.000 personas entre Ámsterdam y otras grandes ciudades como La Haya, Rotterdam y Utrecht. En la capital, un millar de indignados gritaron en la Plaza de la Bolsa cosas como: “Golpearemos hasta la victoria”, al son de Imagine, la canción de John Lennon, informa Isabel Ferrer. Un sol espléndido animó a la gente a llevar a sus hijos. Algunos pequeños portaban pancartas, como la de una niña, que preguntaba lo siguiente: “¿Para cuándo mi bonificación?”. Un grupo acudió disfrazado con capas oscuras y largas narices postizas. Como si estuvieran actuando, adoraron luego el anagrama de un dólar plantado entre los adoquines. La policía calificó el ambiente de “amable y lúdico”. También permitió que la gente pernocte en la plaza, siempre que no alteren el orden. La circulación solo se cortó en el centro urbano, junto a la estación central de ferrocarril.

En La Haya, la protesta se desarrolló una explanada. La ciudad es la sede del Gobierno y residencia de la reina Beatriz. Así que las críticas fueron más políticas, alcanzando a la extrema derecha nacional. También se rechazó la política fiscal del Gobierno. “Vergüenza para la isla del tesoro holandesa”, rezaba un cartel, recordando la posibilidad de crear en el país corporaciones que no tributan. Según las encuestas, un 60% de los ciudadanos simpatiza con la protesta mundial. A pesar de su baja tasa de paro (un 4% en un país con 16 millones de habitantes), la sensación de seguridad es precaria.

Cinco horas de marcha sin mayores incidentes y con participación de unas 6.000 personas, según la policía, concluyeron a la caída del sol en Bruselas a plena satisfacción de los indignados llegados de distintos países europeos a la capital de la Unión para protestar contra un estado de cosas que ha acabado en un crisis de la que la inmensa mayoría de los manifestantes son víctimas, informa Ricardo Martínez de Rituerto. “El resultado ha sido excelente”, comentó Susana Sanz, una de las personas que llevan las relaciones internacionales del movimiento. Sanz, no obstante, no cesa en su indignación, ahora con “la puñalada trapera” del cierre sin preaviso de los locales que han servido de cuartel general de los indignados durante toda la semana. Las autoridades han alegado razones sanitarias y de seguridad para la clausura.

Concluida la marcha, los indignados iban a celebrar una asamblea para ver dónde pasar la noche, dada la prohibición de acampar a lo salvaje.

Cientos de personas desfilaron por la tarde por la calles de un soleado París, partiendo desde diferentes puntos de la ciudad para confluir en la enorme Plaza del Hotel de Ville, donde se encuentra el ayuntamiento. Entre tambores y pitidos, los indignados llegaron al céntrico punto de encuentro donde celebraron una asamblea general con conexiones con diferentes ciudades del mundo. Por la noche estaba prevista una gran fiesta hasta la una de la madrugada, informa Ana Teruel.

“Indignados por un cambio mundial, democracia ya”, “Pensamos, luego molestamos” o “somos el 99%, somos los invisibles, somos los indignados” eran algunas de las consignas que lucían las pancartas de las manifestaciones, que se desarrollaron de forma pacífica y sin ningún incidente. A la espera de las primeras estimaciones de participación, los organizadores del movimiento, que en Francia no encuentra el mismo eco que en España, parecían satisfechos. “Aquí en Francia todavía hay un colchón de bienestar, por eso tarde en arrancar el movimiento”, decía Francesca, italiana, de la plataforma Knowledge Liberation Front. “Esperemos que hoy es una inflexión, el principio… del fin, porque si cae Francia, cae todo”.

Protestas en más de 80 países

Protestas como esta están previstas en más de 80 países de los cinco continentes desde Nueva Zelanda (donde se realizaron de madrugada, como en Tokio, Seúl y Sidney) hasta Alaska, en al menos 951 ciudades. "Llevo tiempo esperando esta protesta, desde 2008", explicó a la agencia Reuters Daniel Schreiber, de 28 años, que trabaja en una editorial en Berlín. "Siempre me he preguntado por qué la gente no se indignaba y por qué no pasaba nada y finalmente, tres años después, está sucediendo", añadía.

Dos días después de que el primer ministro de Portugal, el conservador Pedro Passos Coelho, anunciara que los funcionarios y los pensionistas se quedarán sin paga extra el año que viene, los portugueses aprovecharon el movimiento global de los indignados para salir a la calle y protestar contra los recortes que, a su juicio, recaen sobre la población y no sobre quien los ha causado. Según la policía, la manifestación de Lisboa reunió a 12.000 personas. Según los organizadores, más de 25.000. Menos que en el pasado marzo, en el que se contaron 200.000, pero lo suficiente, en cualquier caso, como para certificar que el movimiento de oposición al Gobierno portugués se revitaliza, informa Antonio Jiménez Barca.

Hubo gritos contra el sistema, contra el capitalismo en general y contra los banqueros en abstracto, pero la mayoría de los asistentes eligieron blancos más concretos a los que dirigirse: el FMI, los políticos, el Gobierno y el primer ministro, entre otros. “No es nuestra deuda. No la pagaremos”, rezaban muchas de las pancartas. La manifestación acabó al pie del Parlamento portugués, con un estruendoso abucheo a la clase política, a cuyos miembros la muchedumbre llamó, entre otras cosas, mentirosos y ladrones.

En Atenas entre 3.000 y 4.000 personas se manifiestaron en un ambiente festivo. Y en Helsinki, un millar de indignados finlandeses se reunieron en la plaza Narinkkatori de la capital para pedir el fin de la dictadura de los bancos y la complicidad de los políticos, informa Adrián Soto.

Mientras en Europa las protestas comenzaban a dispersarse, en Estados Unidos arrancan. La concentración de Nueva York se le desborda a la policía. Los concentrados cortan la calle Water St. Para que no se convierta en una concentración ilegal, los manifestantes se deben mantener en marcha en todo momento, y en la acera. La policía les presiona a moverse. Ellos permanecen frente a una sucursal de Chase, desafiantes, informa David Alandete. La policía por ahora ha arrestado a tres personas por saltarse el perímetro de seguridad.

En Chile, miles de personas se han congregado en la Alameda en Santiago. La marcha está marcada por las demandas de los estudiantes, movilizados desde hace cinco meses. Pero también se reclama contra el sistema de salud, financiero y político. La gente también grita en contra de la central hidroeléctrica que Endesa quiere construir en la Patagonia, informa Rocío Montes.

Las protestas pretenden ser pacíficas, pero anoche un grupo de estudiantes entró por la fuerza en las oficinas del poderoso banco de inversión Goldman Sachs en Milán. Fueron rápidamente dispersados por la policía. Otros manifestantes lanzaron huevos contra la sede de UniCredit, el mayor banco italiano.

Según los organizadores, entre los que se encuentran diferentes vertientes del 15-M español como la plataforma Democracia Real Ya, Juventud Sin Futuro o ATTAC, el 15-0 pretende ser "un punto de inflexión" tanto para el "panorama global" como para el movimiento, que tras cinco meses de vida tiene la vista puesta precisamente en la expansión internacional de las protestas, que este último mes han cobrado fuerza en Estados Unidos bajo el lema Ocupa Wall Street.

Principales asambleas

ESPAÑA:

Barcelona y Madrid: 17.00 y 18.00.

FRANCIA:

París: 17.00. Hôtel de Ville.

http://paris.reelledemocratie.com/ (Twitter: @acampadaparis)

ALEMANIA

Berlín: 13.00 horas. Alexanderplatz am Neptunbrunnen.

BÉLGICA

Bruselas: 14.00 horas. Gare du Nord

 

ESTADOS UNIDOS:

Miami: 13.00 horas. Bayfront Park Amphitheatre

Los Ángeles: 10.00 horas. LA City Hall.

Nueva York: 17.00 horas. Times Square.

Washington: 09.00 horas. McPherson Square.

Boston: 12.00 Dewey Square.

BRASIL

Sao Paulo: 10.00 horas. São Bento Station.

Web de brasileros: http://www.democraciarealbrasil.org/#eventos.

 SANTIAGO: Frontis Universidad de Chile (15:00 hrs) -Ejercito - Parque O'Higgins 
https://www.facebook.com/event.php?eid=175627542511650


Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

El Levante ha vuelto

El equipo granota recupera la intensidad y derrota a un Valencia desacertado

Ignacio Soto, nombrado director general de PRISA Noticias

Soto es un ejecutivo con amplia experiencia en la gestión y desarrollo de empresas del sector de medios de comunicación

La Pasión, contada por María

El montaje es sostenido a pulmón por Blanca Portillo, una actriz corredora de fondo

“Gracias por mantenerme vivo”

Federer pone el acento en el triunfo del conjunto que llevó a Suiza a conquistar su primera Ensaladera

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana