Estados Unidos participó en el lavado de dinero de los cárteles mexicanos

La DEA ha permitido conscientemente el blanqueo de millones de dólares procedentes del narcotráfico mexicano para ver cómo funcionan

El vehículo del comandante de Policía de Saltillo (norte de México), asesinado el domingo junto a su hijo de 11 años. / STR (EFE)

La agencia antidroga norteamericana ha permitido conscientemente el lavado de millones de dólares procedentes del narcotráfico mexicano, con la intención de comprobar cómo funcionan en Estados Unidos las redes financieras de los cárteles. Según un informe revelado por el diario The New York Times, el gobierno de EE UU ha preferido demorar al máximo la detención de operativos de esas redes ilegales, y por tanto ha sido cómplice consciente en el lavado de fondos, para poder obtener información fiable y precisa de cómo éstas funcionan y se financian.

Muchos de los fondos lavados por los cárteles en EE UU han acabado, precisamente, en cuentas abiertas por los agentes de policía federal, según ese informe. La propia Agencia Antidroga (DEA, por sus siglas en inglés) ha asistido a los narcos a la hora de introducir cientos de miles de dólares en metálico a través de la frontera, justificando ese procedimiento como espionaje a organizaciones criminales. Aunque es algo relativamente común en otros países desde hace años, EE UU lo ha trasladado a lucha contra el narcotráfico en México recientemente.

Según el Gobierno de México, desde 2006 han muerto en ese país 34.612 personas por la violencia relacionada con el narcotráfico, sobre todo en los Estados del Norte y la costa pacífica, como Chihuahua y Sinaloa. Sólo en 2010, 3.100 personas murieron en la ciudad fronteriza de Juárez, al otro lado de El Paso, Tejas. El año pasado aumentó la violencia en México a causa de una división entre los carteles del Golfo y los Zetas y por una guerra entre el de Sinaloa y el de Juárez.

La propia DEA ha asistido a los narcos a la hora de introducir cientos de miles de dólares en metálico a través de la frontera

Las revelaciones de que la DEA ha permitido el lavado de dinero, para obtener más información sobre los narcos, coincide con una serie de denuncias de algunos agentes de la policía fronteriza, que controla la entrada desde México. Éstos alegan que han sido castigados injustamente por oponerse a la legislación vigente en materia de drogas. Uno de ellos, Bryan González, fue expulsado cuando estaba estacionado en Nuevo México, porque le comentó a un compañero que la violencia se reduciría si se legalizara el consumo de marihuana.

González decidió demandar al gobierno y descubrió que había otros exagentes en su misma situación. Muchos de ellos se han unido a una organización llamada Law Enforcement Against Prohibition, que aglutina a agentes del orden, en activo y jubilados, que se oponen a las políticas de prohibición del consumo de sustancias psicotrópicas. Tiene un grupo de discusión a través del correo electrónico con 48.000 miembros.

El 60% de los ingresos de los carteles mexicanos proviene de la venta de marihuana al norte de la frontera

En octubre la Casa Blanca desestimó reconsiderar la prohibición del consumo de marihuana, después de una petición popular a la que se sumaron más de 151.000 personas. La inmensa mayoría de la marihuana que se consume en EE UU procede de México, hasta el punto de que el 60% de los ingresos de los carteles mexicanos proviene de la venta de marihuana al norte de la frontera. México cultiva 12.000 hectáreas de cannabis al año, según cifras del gobierno de ese país. En 2010, las autoridades norteamericanas se incautaron de 1,8 millones de kilos de marihuana.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana