Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de rusos se manifiestan en Moscú en protesta contra el fraude electoral

Los organizadores calculan que más de 100.000 personas se han tirado a la calle

Gritos contra el primer ministro, Vladímir Putin, y por la repetición de las elecciones

Mijail Gorbachov apoya a la oposición y pide la dimisión del jefe del Comité Electoral

El Kremlin promete que cambiarán la ley para que pueda haber más partidos

Manifestantes en las calles de Moscú.
Manifestantes en las calles de Moscú. REUTERS

Más de 50.000 personas -según algunas fuentes, unas 100.000- se han reunido en la avenida Sájarov, en el centro de Moscú, para protestar contra el fraude electoral que, según la oposición y diversas organizaciones no gubernamentales, se cometió en las elecciones parlamentarias celebradas a principos de mes. Dos horas después de que el mitin hubiera comenzado, la gente continuaba llegando en un torrente ininterrumpido. Los oradores ha sido, como en el mitin de protesta anterior, representantes de las más diversas tendencias, desde la extrema derecha hasta la extrema izquierda. A todas las organizaciones reunidas en la protesta les une solo el rechazo al actual régimen, que busca eternizarse en el poder.

El popular escritor de policíacas, Grigori Chjartashvili, más conocido por su seudónimo Borís Akunin, ha propuesto bautizar el nuevo movimiento que está naciendo de estas protestas como Rusia Honesta, un nombre que de entrada debe marcar las diferencias con el actual régimen: "La honestidad es un concepto fundamental", porque "estamos obligados a convivir con un poder que está constantemente mintiendo y robando", ha señalado, al tiempo que hacía un llamamiento a todos para, durante las vacaciones de fin de año, "pensar qué hacer para no enviar a Putin al Kremlin, sino a la jubilación".

El primer ministro, Vladímir Putin, es el candidato oficial de Rusia Unida, el partido que obtuvo mayoría absoluta en el Parlamento elegido recientemente, para las parlamentarias de marzo. Nadie duda de que las ganará y que así retornará al Kremlin. Según el acuerdo al que llegó la cúpula del país, el actual jefe de Estado, Dmitri Medvédev, será quien encabece su gobierno.

La renuncia de Putin

Entre los políticos que intervinieron en el mitin, estaba el ex viceprimer ministro Borís Nemtsov, quien pidió la renuncia de Putin. Esta exigencia se podía ver en numerosas pancartas y oír en los discursos de muchos otros oradores. Mijaíl Gorbachov, el expresidente soviético que había anunciado su participación en el mitin, al final no ha aparecido, aunque ha señalado que apoya las exigencias de la oposición, particularmente el cese del jefe de la Comisión Electoral Central, Vladímir Chúrov.

La cabeza de Chúrov también ha sido pedida por el Consejo de Derechos Humanos adjunto al presidente Medvédev, en un duro documento que fue aprobado anoche. Este comité ha subrayado que se necesita reformar urgentemente todo el sistema político ruso.

Esto fue lo que propuso Medvédev en su último discurso sobre el estado de la nación, pronunciado el jueves pasado, y hoy, mientras se desarrollaba el mitin de la oposición, el Kremlin anunció que los partidos podrán registrarse sin problemas próximamente ante el Ministerio de Justicia. Natalia Timakova, portavoz del presidente, prometió que muy pronto será enviado al Parlamento el proyecto de ley con las "nuevas normas" de registro, que permitirá a todos los grupos políticos participar activa y legalmente en la vida del país. Actualmente, a los principales partidos de oposición que no se hayan en el Legislativo se les ha negado el registro. Los oradores que en el mitin se refirieron a las propuestas presidenciales, manifestaron que no confían en que serán realizadas.

Entre las apariciones que causaron sorpresa en el mitin, estuvo la del exministro de Finanzas, Alexéi Kudrin, quien declaró estar a favor de aplicar el código penal a los responsables de las falsificaciones cometidas en las pasadas elecciones parlamentarias. Muchas otras personalidades famosas en Rusia, como el ex primer ministro Mijaíl Kasiánov o el multimillonario Mijaíl Prójorov –y algunos en el mundo, como el excampeón de ajedrez Gari Kaspárov- asistieron al mitin y algunos que no pudieron ir, enviaron mensajes grabados en vídeo.

También se desarrollaron manifestaciones de protesta en favor de unas elecciones limpias en otras ciudades de Rusia, en algunas de las cuales la policía intervino y detuvo a varias personas, pero en general, todos los mítines transcurrieron sin desórdenes ni incidentes de importancias.

Más información