La fundación de Carla Bruni, bajo sospecha

La primera dama de Francia niega que su organización haya recibido 2,7 millones de dinero público, como afirma una revista

Carla Bruni, durante un acto del Fondo Mundial contra el Sida en mayo de 2010. / THOMAS COEX (AFP)

Como todas las primeras damas francesas, Carla Bruni, la mujer de Nicolas Sarkozy, tiene una fundación privada a su servicio. La Fundación Carla Bruni-Sarkozy, abierta por la cantante en 2009 a raíz de la muerte de su hermano por sida, ha entrado de lleno en el ojo del huracán de la campaña presidencial. La revista Marianne publicó el viernes que la entidad creada por Bruni cobró 2,7 millones de euros de dinero público del Fondo Mundial contra el Sida sin cumplir los requisitos legales, y afirmó que parte de esos fondos llegaron hasta las empresas del músico y empresario Julien Civange, amigo de Bruni y asesor de la fundación y que según la revista tiene despacho propio en el Elíseo.

Bruni desmintió este sábado a través de una nota haber cometido ningún acto ilegítimo y calificó la información de inexacta y engañosa. Explicó que su fundación “jamás ha recibido dinero público”, y añadió que, contra lo afirmado por la revista, la entidad desarrolla una actividad normal y tiene cuenta bancaria, contabilidad propia y existencia jurídica real. Según Marianne, la fundación habría permanecido inactiva estos dos años. Bruni replica que se trata de una entidad dedicada a redistribuir tareas.

Por su parte, el Fondo Mundial contra el Sida explicó que dedicó 2,2 millones de euros de su presupuesto ordinario “para financiar una campaña lanzada en 2010 por el fondo con el apoyo de madame Bruni-Sarkozy”, que era embajadora del mismo. El confuso desmentido a dos bandas matiza también que los contratos firmados con las empresas de Civange, entre otras cosas para crear la página web Carlabrunisarkozy.org, “respetaron las reglas y procedimientos estrictos del Fondo Mundial”. Este afirma que no ha ingresado “un céntimo” en la fundación de Carla Bruni, aunque reconoce que pagó a Civange y otros cuatro colaboradores suyos 580.000 euros por codirigir una campaña de sensibilización contra el contagio del sida de madres a hijos.

Marianne afirma además que el asunto, conocido por el Consejo de Administración del Fondo Mundial en noviembre de 2011, ha costado el puesto al embajador francés Patrice Debré, que ha sido destituido por Nicolas Sarkozy. Además, el director general del Fondo Mundial, Michel Kazatchkine, ha sido también descartado a petición de la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton, aunque su dimisión ha sido aplazada, según Marianne, al 21 de mayo de 2012, “es decir después de las presidenciales”.

Interrogada por Reuters, una fuente del Fondo Mundial aseguró que esa decisión no tiene relación con los elementos descritos en el artículo. Lo que parece seguro es que la sombra del escándalo y el asesor con despacho en palacio acompañarán a Sarkozy durante la campaña.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Últimas noticias

Ver todo el día

Dilma Rousseff: ¿Sabia o traidora?

La presidenta ha sorprendido a propios y extraños con su decisión de colocar a un discípulo de la Escuela de Chicago al frente de la economía brasileña

El plan de Peña Nieto contra la impunidad desata críticas

La oposición pide al presidente mexicano autocrítica sobre el manejo de la seguridad en el país

"El plan Peña Nieto es insuficiente"

Debaten un corresponsal mexicano y otros periodistas extranjeros

Semana fatal para Hillary Clinton y Chuck Hagel

Coresponsales extraneros ponen la nota

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana