Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide un Plan Marshall para Atenas

Socialdemócratas y verdes critican la falta de un plan de crecimiento para la economía griega

Los socialdemócratas y los verdes apoyaron ayer desde la oposición parlamentaria el paquete de ayuda a Grecia. Ambas formaciones criticaron la falta de un plan de crecimiento para la economía griega. En la misma línea se pronunció La Izquierda (Die Linke), que fue el único partido que rechazó ayer la moción del Gobierno.

El SPD dejó la réplica a la democristiana Angela Merkel en manos de su exministro de Hacienda Peer Stenbrück. El socialdemócrata explicó que el apoyo de su partido “no se debe a que aprobemos la gestión del Gobierno”, sino a los “intereses políticos y económicos” en una Europa “que se lo está jugando todo”. Según alertó el socialdemócrata, “la renacionalización de las divisas acarrearía la renacionalización política” de los socios europeos y con ello, el fin del proyecto de Unión Europea.

Las críticas más duras de Steinbrück se dirigieron al ministro de Interior, Hans-Peter Friedrich, cuyas declaraciones favorables a que Grecia deje el euro “deberían haber provocado una ruptura”. No sería la primera vez que la CDU se separa en el Bundestag de su partido hermano bávaro CSU. Se puede interpretar como una oferta de negociación para una canciller en dificultades.

Una oferta envenenada. Steinbrück acusó al Gobierno de haber “entorpecido y encarecido” la salida de la crisis de la deuda europea. Como consecuencia, “ahora estamos en el mismo sitio que hace dos años”. La estrategia del Gobierno de centro-derecha de Merkel se ha limitado, según el SPD, “a ganar tiempo con medidas de refinanciación y obligando al ahorro”. Pero, según aseguró ayer Steinbrück, “los torniquetes por sí solos no van a bastar para que Grecia levante el vuelo”. No bastará para “subsanar las deficiencias de las primeras ayudas” de 2010. También este segundo paquete está construido “sobre una capa de hielo muy fino”. Merkel, dijo su exministro de Hacienda en la llamada Gran Coalición (2005-2009), “no ha sabido evaluar la auténtica dimensión de la tragedia griega”.

La jefa parlamentaria de Los Verdes, Renate Künast, se sumó a las críticas contra el Gobierno de Merkel tras anunciar que su partido considera “necesario y lleno de sentido” el nuevo acuerdo para ayudar a Grecia. Sin embargo, acusó a los responsables de actuar “muy, muy tarde”. Según recriminó al Gobierno, “el fuego de esta crisis se avivó mucho”. El partido La Izquierda (Die Linke) votó en bloque contra el rescate. En palabras de su portavoz Gregor Gysi, porque las medidas de recorte impuestas a Grecia están poniendo en peligro la estabilidad social en el país. Acusó a Merkel de estar "imponiendo un Tratado de Versalles, cuando lo que necesita es un Plan Marshall".