Una huelga de maestros deja vacías las escuelas de Argentina

Los sindicatos exigen un incremento del salario mínimo y critican a la presidenta, quien declaró que trabajan cuatro horas al día y tienen tres meses de vacaciones

Docentes realizan una manifestación frente al Ministerio de Educación de Argentina hoy en Buenos Aires. / LEO LA VALLE (EFE)

El Gobierno de Argentina pretende que el salario base de los argentinos sea de 2.800 pesos (491 euros) y los maestros exigen 3.000 (526 euros). Solo 35 euros y algunas palabras les separan. Pero la consecuencia de ese desencuentro es que hoy la mayoría de los sindicatos docentes, incluidos los afines al Gobierno, han organizado una huelga nacional. Y han dejado vacías las escuelas.

El paro ha sido apoyado incluso por los maestros de la ciudad de Buenos Aires, donde ya se había logrado un acuerdo hace dos semanas por un sueldo mínimo de 3.050 pesos (535 euros). Stela Maldonado, principal dirigente del sindicato Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (Ctera), avisó de que la “contundencia” del paro se vería influida por una frase que la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, dedicó a los maestros el pasado miércoles: “Trabajan cuatro horas por día y tienen tres meses de vacaciones”.

Stella Maldonado señaló que esas palabras fueron “una sorpresa por la inexactitud y la gratuidad”. “Nadie trabaja solo esas cuatro horas y nadie tiene tres meses de vacaciones en verano”, explicó a este periódico la dirigente del mayor sindicato docente argentino. No obstante, Maldonado quiso relativizar el efecto de la alocución de Fernández. “Nosotros estábamos en el marco de una discusión estancada sobre el salario mínimo. En medio de ella se produjeron las declaraciones desafortunadas de la presidenta. Pero lo que ha motivado el paro no son las palabras de la presidenta, ni siquiera es el monto del salario. El motivo de la huelga ha sido que el Gobierno decidió dar por cerrada la discusión”.

El ministro de Educación, Alberto Sileoni, negó haber cerrado de forma unilateral las negociaciones y culpó a los sindicatos de “inflexibles”. “Los gremios arrancaron con un pedido de 3.000 pesos y siguieron con 3.000, mientras que nosotros empezamos con 2.700 y la mejoramos a 2.800”, indicó.

Visto con ojos europeos, 200 pesos de diferencia (35 euros) no deberían suponer un motivo importante para provocar el cierre de las escuelas. Pero los maestros creen que esa cifra es muy grande cuando solo se ganan 491 euros al mes. “En un sueldo base de 7. 000 pesos (1.228 euros), 200 no sería mucha diferencia. Pero nosotros no cobramos 7.000. Y aunque también hay complementos, como el de antigüedad, lo cierto es que en los primeros siete años los docentes ganan muy poco más del salario mínimo. La consecuencia es que en nuestro país hay muchísimos docentes que deben trabajar en más de un puesto. Y al final, la calidad de la enseñanza se resiente”, indica Maldonado.

Esta es la primera huelga nacional que los maestros convocan contra el Gobierno de los Kirchner. Como bien se encargó de recordar hoy el ministro Sileoni, Néstor Kírchner duplicó en su primer mandato los gastos en educación y aumentó de forma considerable los salarios de los docentes. Pero ahora llegan tiempos de más austeridad.

Y para combatir la inflación, el Gobierno se ha impuesto no aumentar los salarios del sector público en más de un 20%. Esos 200 pesos, o 35 euros, de diferencia suponen un aumento del 19,6% sobre los 2.340 pesos de salario mínimo que cobraban el año pasado. La cuestión es que este acuerdo es el primer gran convenio salarial de la temporada, el que puede fijar la pauta para todos los demás. Y por eso hay tantas miradas puestas sobre él.

No fue casual que el pasado lunes, uno de los principales dirigentes sindicales del país, el peronista Facundo Moyano, hijo del sindicalista más poderoso, Hugo Moyano, expresase en Twitter su apoyo a los maestros: “Los docentes luchan por una causa justa, su dignidad. No son los responsables del paro”. Y en otro mensaje citó a Juan Domingo Perón: “Es elevando a los maestros, dignificándolos, como vamos nosotros a elevar y dignificar a nuestro propio pueblo”.

El desencuentro sobreviene cuando aún no se ha olvidado el hecho de que los diputados y senadores se aumentaron desde enero su sueldo en un 100%, con lo que han pasado a cobrar más de 5.200 euros al mes.

Para poder comentar debes estar registrado en Eskup y haber iniciado sesión

Darse de alta ¿Por qué darse de alta?

Otras noticias

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana